La A-6 calienta Madrid y O Hórreo

La ministra del Mitma exigirá responsabilidades si se detectan fallos en la obra del viaducto ► Unanimidad en la Cámara gallega para exigir soluciones al Gobierno, pese a las discrepancias
Raquel Sánchez, ministra de Transportes, durante su intervención en el Congreso. EFE
photo_camera Raquel Sánchez, ministra de Transportes, durante su intervención en el Congreso. EFE

Las sombras de la sospecha extendida por el BNG sobre posibles defectos constructivos en la A-6 tensaron el debate entre la ministra del Mitma, Raquel Sánchez, y el diputado nacionalista, Néstor Rego. Sánchez aseguró este miércoles en el Congreso que se estudian a fondo las causas del derrumbe del viaducto de Castro, en la autovía del Noroeste (A-6), y recalcó que "se depurarán responsabilidades" si se detectan irregularidades en la obra. El colapso de la conexión de Galicia con la Meseta también generó polémica entre PP, BNG y PSOE en la Cámara gallega, aunque los tres grupos se unieron para exigir al Gobierno "celeridade" en la búsqueda de soluciones.

Néstor Rego presentó una interpelación para exigir aclaraciones por un hecho "tan extraordinario como el derrumbe de una infraestructura de tan solo 20 años de vida, un caso único en el Estado". Rego apuntó que el problema podría derivarse de la supuesta "baja excesiva" de costes por parte de la unión temporal de empresas (Ute) formada por FCC y ACS, que rondó el 25% del presupuesto de la obra. Aludió a la implicación de estas empresas en tramas de corrupción vinculadas al PP. "Pedimos que se investigue y que se exijan responsabilidades a quién proceda, ya sea el ministerio si el fallo fue en el proyecto o a las empresas", manifestó.

Raquel Sánchez le indicó al parlamentario nacionalista que "sus insinuaciones son muy graves. Si está seguro de ellas debería llevarlas a Fiscalía, y no denunciarlas en esta cámara", a lo que Rego replicó en una segunda intervención que se refería a hechos constatados.

Sánchez demandó "prudencia" y que se deje "trabajar a los técnicos, a los ingenieros". Un equipo multidisciplinar, con más 60 especialistas, "los mejores a nivel mundial", analizan el derrumbe. Hay expertos en diseños de estructuras, técnicas de pretensado, analistas de los materiales, geología, geotécnica y conservación de carreteras, entre otros.

La ministra precisó que se habilitan accesos desde los estribos del viaducto, tanto en dirección a Madrid como hacia A Coruña para inspeccionar las cimentaciones.

EN SANTIAGO. Populares socialistas y nacionalistas se unieron en la Cámara gallega, como sucedió en la Diputación de Lugo, para reclamar la máxima diligencia al Gobierno central ante los problemas originados con el derrumbe del viaducto, pero el debate estuvo rodeado de discrepancias que no se reflejaron en la votación.

La iniciativa del PP, defendida por José Manuel Balseiro, suscitó un acuerdo entre los tres grupos a la hora de pedir una investigación sobre las causas de la caída de dos vanos del puente, la adopción de medidas para reducir el impacto del cierre de la infraestructura y la concreción de plazos para la reparación del viaducto. También se solicitó la revisión del resto de puentes de la A-6.

Balseiro aseguró que el PP "non quere" hacer de este accidente un asunto de confrontación política, "a difereza dos socios do PSOE", en alusión al BNG. "Non adoptamos esta postura porque haxa un pacto de silencio, como dicen no Bloque, senón por responsabilidade", aseveró Balseiro, quien consideró que "todas las respuestas" ofrecidas por el Gobierno central sobre lo ocurrido en Castro "son insatisfactorias".

Luís Bará (BNG) demandó que se depuren responsabilidades al tratarse de una infraestructura en la que se habían invertido 26 millones de euros en el último año tras el hallazgo de fallos que, según las primeras conclusiones de los técnicos del ministerio, no tienen que ver con las causas del derrumbe. Bará abogó por una "investigación exhaustiva" para conocer qué ocurrió con una infraestructura construida "por grandes empresas madrileñas, moitas delas coñecidas como as do "palco do Bernabeu" e implicadas no financiamento ilegal do PP".

La socialista Patricia Otero apeló a esperar que los técnicos se pronuncien sobre las causas del siniestro y marquen los pasos a seguir para la reconstrucción del viaducto. Otero afeó al PP que hiciese "unha reividicación política" del accidente y emplazó a la Xunta a poner sobre las mesa sus propuestas en la reunión que tendrán hoy en Pedrafita el secretario general de Infraestructuras con las consejeras del ramo de Galicia y Castilla y León.

Comentarios