Jueves. 18.10.2018 |
El tiempo
Jueves. 18.10.2018
El tiempo

"Ela librou por tres minutos, saqueina e despois o faiado caeu na súa cama"

Motobomba municipal de A Fonsagrada, en la casa que ardió. J.VÁZQUEZ
Motobomba municipal de A Fonsagrada, en la casa que ardió. J.VÁZQUEZ

Un fonsagradino salva a su tía octogenaria, con problemas de movilidad, en un incendio que destruyó de madrugada su casa, en A Sendiña. Las llamas dañaron el tejado de otra vivienda

El fonsagradino Francisco Vilabrille logró poner a salvo a su tía octogenaria, con problemas de movilidad, tras declararse un incendio este martes de madrugada en la casa en la que viven, que quedó calcinada. Ocurrió en A Sendiña y el fuego dañó también el tejado de una vivienda anexa con tres ocupantes (un matrimonio y su hijo), también ilesos. La rápida respuesta de los medios municipales con el apoyo de otros cuerpos de emergencia fue clave para controlar las llamas.

"Ela librou por tres minutos. Saqueina fóra, volvín para coller roupa e xa non puiden entrar, caeu o faiado sobre a súa cama". Así recordada horas después este fonsagradino un percance que dejó a esta familia sin casa pero que, pese que pudo acabar en tragedia, no dejó daños personales.

El incendio se originó algo antes de las cuatro de la madrugada, se cree que en la chimenea. "Estabamos durmindo e espertei cuns ruídos. Pensei que era ela que se erguera, pero ao saír da habitación xa non se paraba co ruído e vin o fume", recordó este hombre. Dormía en la parte de la vivienda de más reciente construcción y su tía, en la más antigua, cuya estructura es de madera, material que hizo que las llamas se propagasen con mucha rapidez.

Tras lamentarse de haber perdido desde ropa y enseres hasta muebles y objetos personales, sobre todo en esa zona antigua, este fonsagradino indicó que, según los peritos, la parte nueva también habrá que reconstruirla por los daños causados por el fuego, el humo y las altas temperaturas. "Imos ter que facer todo de novo", zanjó. La casa estaba asegurada, pero este martes desconocía la cobertura de la póliza. "É que hai moitos anos que a temos", explicó.

Aunque no se pudo hacer nada para salvar el inmueble, el personal del Concello de A Fonsagrada movilizado, con las motobombas municipales, logró controlar las llamas cuando ya empezaban a extenderse por el tejado de la casa de los vecinos, que, con el estruendo, también despertaron y salieron al exterior.

El alcalde, Argelio Fernández, que también se personó en A Sendiña, explicó que esa rápida llegada, en apenas media hora, a un lugar situado a cerca de 30 kilómetros de distancia de la capital municipal fue posible porque siempre se dejan "os vehículos cargados con auga e as mangueiras listas, por se hai que saír pola noite".

Se sumaron a este dispositivo efectivos del GES de A Pontenova, que acudieron sin dudarlo pese a que A Fonsagrada queda fuera de su ámbito territorial, y del parque de bomberos de Sarria, además de voluntarios de Protección Civil de A Fonsagrada y la Guardia Civil.

Los dos afectados iban a dormir anoche en casa de un vecino para trasladarse este miércoles, por unos días, a un negocio de turismo rural, a la espera de saber qué pasa con el seguro, cómo afrontarán la reconstrucción de la casa y dónde se alojarán hasta que puedan volver.

"Ela librou por tres minutos, saqueina e despois o faiado caeu na...