Lunes. 10.12.2018 |
El tiempo
Lunes. 10.12.2018
El tiempo

Viveiro tendrá el primer parque de aventura de la provincia en 2019

El parque forestal que funciona en Santander. X.LOMBARDERO
El parque forestal que funciona en Santander. X.LOMBARDERO

Los comuneros de San Roque y la firma Roq promueven la instalación en el área de la reserva de animales de la cima

La comunidad Monte Mayor, San Roque y Penedo do Galo, en Viveiro, y la firma Roq Aventura han unido fuerzas para hacer realidad la creación de un parque de aventura en el municipio, que será el primero de la provincia y de toda la comarca. La instalación se ubicará en la cima vivariense y la intención es que empiece a operar antes de la Semana Santa del próximo 2019.

Carlos Méndez explicó que al llegar a la directiva de la comunidad, que tiene 250 comuneros, se propusieron llevar adelante, cuando pudiesen, varios proyectos para potenciar San Roque. En junio pasado abrieron la cueva del santo y ahora presentan el parque de aventura, que gestionará Roq.

Ambas entidades trabajaron en el proyecto, que generará varios empleos, sobre todo en la época estival, de mayor actividad. La comunidad cede dos hectáreas de terreno próximas a la zona de O Semilleiro, donde está la reserva de animales creada por los comuneros, sobre la que se colocarán las pasarelas y juegos, y también aporta el cierre del recinto, lo que supone una contribución económica de unos 60.000 euros.

Pedro Esmorís y Felipe Martínez, amantes de la naturaleza, la montaña y "unos flipados de San Roque y el Penedo", apreciaron enseguida el potencial de la iniciativa, que permitirá ofertar más actividades a jóvenes y adultos en un entorno singular, que ya cuenta con accesos y rutas de senderismo habilitadas por el Concello con ayudas de Xunta y Diputación.

El presidente de la comunidad de montes, Carlos Méndez, reconoce que "é un dos nosos proxectos estrela"

"Nos pareció llamativo, una empresa de Cantabria nos ayudó a elaborar el proyecto y solicitamos ayudas al Igape, a través del Emprende Rural". De hecho, ya tienen confirmada la concesión de 65.000 euros por la Xunta.

El parque de aventura es pionera y carece de competencia en la provincia, pues los más próximos se ubican en Cangas de Onís y Marín. Los impulsores esperan que la instalación reporte beneficio al concello, pero también a la comarca. De cara al futuro estudiarán la puesta en marcha de un aula de la naturaleza aprovechando los recursos de flora y de fauna.

La instalación, cuyas obras se acometerán en poco más de un mes a principios del próximo año, rodearán los árboles. Prevén la colocación de cuatro circuitos de distinta dificultad, lo que hará el parque apto para todas las edades, desde niños a adultos.

CIRCUITOS. Los recorridos se adaptarán a la destreza del usuario, por lo que la duración dependerá de cada persona, que deberá ir salvando los obstáculos. Cada participante llevará una línea de vida del principio al final del itinerario, por lo que el riesgo que correrá será cero. El denominado Roq Park, que funcionará de abril a octubre, se emplazará en una zona de pinar tendrá distintos juegos y todos los recorridos acabarán en una tirolina.

Las actividades se ofrecerán a colegios y asociaciones de la zona, además de estar abiertas a todos los visitantes e interesados con el propósito de dinamizar el monte San Roque y concienciar sobre el cuidado del entorno. Bajo esa premisa será respetuosa con el medio ambiente, sin afectar ni a los animales de la reserva ni a los árboles, en los que no se clavará nada, sino que se rodearán con cables aislados de los troncos con elementos de protección. Además serán objeto de una revisión fitosanitaria anual y adaptarán los cables y dispositivos en función del crecimiento de los ejemplares.

Los promotores estiman que 50 personas podrán disfrutar a la vez de las actividades, aunque la intención es ampliar esta cifra poco a poco. La puesta en marcha dependerá de la consecución de los permisos necesarios, ya que se requieren autorizaciones de varios organismos, como Augas de Galicia, dado que el área destinada a parque está atravesada por un río y dispuesta en forma de terrazas.

Los gestores establecerán tarifas para niños, adultos y grupos, además ya piensan en fijar abonos para los fines de semana. El objetivo es que el parque se convierta en una nueva zona de esparcimiento y disfrute seguro para todos.

El presidente de la comunidad de montes, Carlos Méndez, reconoce que "é un dos nosos proxectos estrela, pero temos máis cousas en mente e seguimos traballando para poñer en valor a área natural de San Roque", que la comunera Marisa Rey considera espectacular destacando que "temos a sorte de vivir xunto dela".

Felipe Martínez subraya el crecimiento de las actividades al aire libre. "Cada vez hay más gente andando, en bici o corriendo y aún se puede promocionar más sin dañar el medio ambiente, pues los caminos y pistas ya están hechos". Por ello, Roq centralizará allí sus actividades salvo las del agua.

Viveiro tendrá el primer parque de aventura de la provincia en 2019
Comentarios