El Viveiro sigue buscando entrenador y avanza recortes en su presupuesto

La planificación está estancada hasta encontrar un sustituto para David Páez y los celestes ya conocen los otros quince equipos de Tercera
El celeste Arturo cabecea un balón en un encuentro ante el Estradense. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera El celeste Arturo cabecea un balón en un encuentro ante el Estradense. JOSÉ Mª ÁLVEZ

El Viveiro ya conoce quienes son los 15 equipos con los que competirá en Tercera División en la temporada 2022/2023. Los últimos en llegar han sido el Arousa, que cae desde la 2ª RFEF, y Paiosaco, Arteixo, Unión Deportiva Ourense y Gran Preña-Celta C, conjuntos que han logrado el ascenso desde la Preferente. El Noia finalmente no continuará en la categoría, al ser arrastrados por los arousanos, mientras que sí lo ha hecho el Choco gracias al ascenso del Ourense CF, que acompañará al Polvorín a la cuarta categoría del fútbol español.

El director deportivo del Viveiro, Luis del Río, predice una campaña muy complicada para los celestes, que además sufrirán un recorte importante de su presupuesto. "Ourense e Gran Preña, que é o segundo filial do Celta, van ser equipos equipos que loiten pola zona alta e Paiosaco e Arteixo son unha incógnita aínda, pero en relación a nós contan coa vantaxe de estar próximos á Coruña, o que fai que poidan acceder a moitos xogadores que dan o nivel para a Terceira", explica.

De este modo, el dirigente de la entidad de Cantarrana cree que su equipo puede estar luchando por evitar el descenso "con Arzúa, Silva e Paiosaco". Desconocen todavía cuántos equipos descenderán, pero creen que serán tres: "Pero temos que ter en conta que en 2ª RFEF hai bastantes galegos e sempre pode caer algún, o que significaría un arrastre máis".

La cúpula celeste trabaja ahora en la planificación de la temporada, aunque de momento no han dado demasiados pasos. Lo más urgente es encontrar un técnico que sustituya al sarriano David Páez. "Estamos buscando un perfil que se adapte ao proxecto e gustaríamos que fose alguén da provincia. E se logo é o máis próximo a Viveiro e xa coñece ao club, mellor que mellor", apunta Luis Del Río.

ECONOMÍA DE GUERRA. Este entrenador tendrá que ajustarse a un economía casi de guerra. "Os cartos van ser un hándicap moi importante porque a pandemia complicou todo aínda máis. A Terceira faise moi grande agora mesmo para Viveiro porque os ingresos son moi xustos, recibimos unha subvención municipal moi por debaixo da que teñen outros clubs e somos o terceiro que menos socios ten, cuns 300. E logo as taquillas non dan nin para pagar aos árbitros", lamenta.

Es por ello que el director deportivo celeste calcula que el próximo presupuesto decrecerá alrededor de un tercio con respecto a los anteriores. "Andabamos nuns 180.000 euros, pero non pode ser que teñamos que esperar aos ingresos que facemos no verán cos amigables e outras cuestións para cadrar as contas do ano anterior. Iso tense que acabar e iremos a un orzamento duns 130.000 euros", asegura.

Para que estos ingresos atípicos sean mayores, los rectores trabajan en tener en Cantarrana varios encuentros de preparación en los que esperan contar con equipos de Segunda División y otras categorías inferiores.

En cuanto a la planificación deportiva, una vez que encuentren un técnico que se adapte a la situación actual del club comenzarán a hablar con los futbolistas para tratar las renovaciones, las bajas y empezar a acometer los posibles fichajes que apuntalen la próxima plantilla celeste.

Comentarios