martes. 18.01.2022 |
El tiempo
martes. 18.01.2022
El tiempo

Viveiro, a un paso de la Navidad

Figuras instaladas en el Belén de Viveiro. EP
Figuras instaladas en el Belén de Viveiro. EP
El Concello enciende el sábado el alumbrado y el domingo abre el belén de Santa María. Habrá un circuito unidireccional para ver el nacimiento, que incorpora un faro de 8 metros

El Concello de Viveiro da la bienvenida a la Navidad este fin de semana con el encendido del alumbrado ornamental, que será este sábado, y la apertura al público de Viveiro ante o Berce, el conocido como belén gigante de Santa María, que podrá visitarse desde las doce del mediodía de este domingo y permanecerá abierto hasta el 13 de enero.

Con el objetivo de evitar aglomeraciones el gobierno local no organiza ningún acto de inauguración del belén, "polo que os visitantes poderán acceder durante todo o día" y al igual que el año pasado se mantiene como medida de seguridad un recorrido de única dirección para verlo. "Desde o Concello pídese ás persoas que visiten o belén nestas datas que respecten as indicacións e o percorrido sinalizado co obxectivo de evitar aglomeracións na zona", indican.

El Concello anima a todos los vecinos y visitantes a acercarse al municipio "para gozar do ambiente de Nadal, sobre todo a partir desta fin de semana co acendido da decoración e a apertura do belén, considerado un dos máis importantes de Galicia e que destaca pola súa beleza, a dimensión das súas pezas, a extensión do conxunto e por estar instalado nun enclave histórico-monumental único", destacan.

Este montaje es posible gracias al esfuerzo e ingenio de la asociación Amigos do Casco Histórico, que tras un intenso mes de trabajos no exentos de complicaciones -como el mal tiempo- ya ultima los detalles de la instalación. El presidente, Jesús Atadell, prefiere no dar demasiadas pistas del montaje para que los visitantes puedan descubrir por sí mismos las novedades, que son muchas. "Va a haber figuras nuevas y muchos cambios de ubicación. El belén da una vuelta total, no tiene nada que ver con ninguno de otros años", comenta.

Algo que sí avanza es la incorporación de la figura de un faro que mide casi ocho metros de alto, "una pieza muy atractiva" que nació para tapar y proteger el cruceiro del atrio. Otro cambio que salta a la vista es que los Reyes Magos no están en el exterior, sino que se ubicarán junto al pesebre. Habrá en total unas 80 piezas a tamaño natural y repetirán como en las últimas ediciones las gallinas "de verdad" que encanta ver a los más pequeños.

Viveiro, a un paso de la Navidad
Comentarios