miércoles. 12.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 12.08.2020
El tiempo

Viveiro lleva al pleno la ordenanza de convivencia, limpieza y residuos

Residuos tirados recientemente. EP
Residuos tirados recientemente. EP
Sancionará vandalismo, actos incívicos como escupir u orinar en la calle y otros como sacudir alfombras o alimentar animales sin dueño
El gobierno municipal de Viveiro lleva al pleno del martes la aprobación provisional de la nueva ordenanza municipal reguladora de convivencia, limpieza y residuos, que tiene como objetivo no solo regular la limpieza viaria y de los espacios públicos -con nuevas normas como la prohibición de tender ropa o sacudir alfombras hacia la calle-, sino también la inspección y ejecución subsidiaria de limpiezas de solares y otros espacios de propiedad privada. Sancionará además conductas relacionadas con el depósito de residuos, que van desde actos incívicos como orinar o no recoger las deposiciones de las mascotas al abandono de materiales peligrosos. También incluye la prohibición de beber en la calle "cando altere a convivencia cidadá".

La ordenanza contempla un régimen sancionador con multas de 50 a 750 euros en las infracciones leves, de 751 a 1.500 en las consideradas graves y de 1.501 a 3.000 euros en las muy graves.

En cuanto a las infracciones leves algunos ejemplos en materia de limpieza y convivencia son arrojar a la vía pública colillas, papeles, chicles u otros desperdicios; no limpiar espacios privados como solares, aceras, pasajes, plazas, patios o zonas comunes de urbanizaciones; no mantener limpia la acera junto a quioscos o en las terrazas de hostelería; no recoger los residuos del mercado por parte de los vendedores; sacudir alfombras, ropas, escobas o similares sobre la vía pública; tender ropa en balcones o ventanas orientados a la calle; regar las plantas en balcones, ventanas o terrazas si gotean; escupir, orinar o defecar en la vía pública; no recoger las heces de las mascotas ni limpiar la suciedad que dejan; dispensar alimentos a perros o gatos sin dueño y a gaviotas o palomas; ensuciar la vía pública de cualquier forma o colocar carteles en lugares no autorizados.

FUERA DE HORA. En materia de residuos es infracción leve apropiarse de basura de los contenedores o manipularlos, estacionar en lugares reservados, tirar la basura fuera del horario indicado, arrojar residuos en un contenedor que no corresponda, depositarlos "en cantidades anormais" o abandonar voluminosos en la vía pública, entre otros.

Son infracciones graves -además de reincidir en las leves o dificultar la inspección por parte del Concello- colocar masivamente carteles o adhesivos en lugares no autorizados, dejar publicidad en la vía pública o en los vehículos estacionados, no limpiar el espacio público utilizado para la celebración de eventos, realizar pintadas sobre cualquier elemento urbano y verter combustibles, aceites o cualquier otro producto peligroso a la vía pública. También se considera grave quemar cualquier material, depositar en papeleras o contenedores materiales en combustión o a temperaturas muy elevadas, así como objetos metálicos u otros que puedan dañar el sistema de recogida, abandonar animales muertos o quemarlos en terrenos de dominio público o el depósito incontrolado de residuos de construcción.

Las infracciones muy graves son reincidir en las graves y causar daños serios en el medio ambiente o que pongan en peligro la seguridad de las personas, entre otras ensuciar la vía pública con residuos peligrosos o industriales, además de abandonarlos en lugares no autorizados; crear y utilizar vertederos incontrolados, no respetar las normas de gestión de residuos de servicios médicos o veterinarios, o mezclar los de parques y jardines con otros que dificulten la posterior gestión.

Aparte de la sanción que se imponga, quienes violen la normativa estarán obligados a reponer las cosas a su estado anterior a la infracción. El Concello podrá realizar también una ejecución subsidiaria "por conta dos responsables" para la que no será necesario requerimiento previo.

"Esta ordenanza configúrase como un instrumento que pretende establecer os medios axeitados para garantir a calidade de vida e a defensa do medio ambiente no entorno municipal, articulando a corresponsabilidade pública e privada na protección do entorno e a calidade medioambiental", afirma la alcaldesa, María Loureiro. Añade que tras la aprobación inicial en el pleno se abrirá el plazo de exposición pública de 30 días para la presentación de alegaciones.

El Concello también ultima la ordenanza de acceso de vehículos al casco, que está en el proceso para resolver las alegaciones.

Viveiro lleva al pleno la ordenanza de convivencia, limpieza y...
Comentarios