miércoles. 14.04.2021 |
El tiempo
miércoles. 14.04.2021
El tiempo

Viveiro contiene la respiración ante un cierre obligado por el alza de casos

Actividad en el gimnasio de Seijo en Misericoria. JM ÁLVEZ
Actividad en el gimnasio de Seijo en Misericoria. JM ÁLVEZ
La resignación se instala en sectores no esenciales como el ocio o la hostelería por otro parón
El sector servicios, mayoritario en el concello de Viveiro, contuvo ayer la respiración ante  las condiciones del nuevo cierre de los sectores no esenciales y que regirá a partir de este miércoles. Otro mazazo para la hostelería y las actividades recreativas o deportivas. Un peldaño más en las restricciones por la elevada incidencia del covid-19, que justamente el martes registró un leve descenso al restar cuatro positivos respecto a la jornada anterior, según el balance del Sergas, que recogía 267 casos de los últimos 14 días.

La resignación se instala entre las pequeñas empresas, los autónomos y sus empleados, que en el último año hicieron un esfuerzo ingente por mantenerse a flote, debido al incremento de los gastos en desinfección y mobiliario para tratar de sortear la crisis económica y evitar a la vez la propagación de un coronavirus que de momento sigue campando a sus anchas.Un ejemplo de ello es el de la gerente del Chiringuito de Celeiro, Ramona Peña Morales, quien alquiló una carpa para la terraza de su local situado en el puerto celeirense. Para sufragar ese coste extra ha tenido que subir el precio de la consumición, pero la clientela ha respaldado la medida acudiendo al local. La carpa le ha permitido mantener la actividad en la terraza próxima al muelle, donde los fenómenos meteorológicos azotan con fuerza.

Ramona reconoce que los continuos cierres y aperturas del municipio "afectan bastante porque hay que pagar las facturas, ahora cerramos con deudas pendientes. Éramos tres personas y ahora solo quedamos un trabajador a media jornada y yo, cuando limitaron el horario a las seis de la tarde tuve que prescindir de una persona". El establecimiento está en zona de Portos, por lo que no pudo optar a ayudas municipales. "Si dejas esto, ¿a dónde vas?, pero si sigues te llenas de deudas y no eres capaz de salir adelante. La hostelería está muy complicada, pero hay que ir tirando a ver lo que pasa, por lo menos los marineros tienen donde tomar un café con este frío. En verano creas algún puesto de trabajo, aquí no te haces rico, solo sobrevives, pero no lo remontamos ni en un año ni en cinco".

Las nuevas medidas también supondrán el cierre de los gimnasios, como el Miguel Seijo Fitness Center, que ahora funcionaba a medio gas con el aforo reducido, "nunca tan limpio estuvo", dice. "El horario bajó con el toque de queda, los negocios están muertos, la gente no sale de casa, ya no sé si prefiero que esté cerrado y  nos  den  ayudas,  esto  es  una locura", subraya. El deportista también aprecia contradicciones y reglas que no concuerdan. "Los niños van al colegio, son asinto-máticos, pero se les deja estar con los abuelos, no tiene sentido".

Seijo se muestra crítico y pregunta "cómo puede ser mejor el remedio que la enfermedad, a ver quién arranca la economía y a ver cuántas empresas quedan, esto es la bancarrota, viviremos todos del Estado con lo mínimo, tendremos que ayudarnos unos a otros".

Repartir comida a domicilio y hacer ejercicio en casa o en los largos paseos

La alcaldesa de Viveiro, María Loureiro se reunió con la gerente del Centro Comercial Histórico de Viveiro, Isabel Méndez, quien explica que a los hosteleros solo se les permitirá el reparto a domicilio o que los clientes recojan la comida en el local, como en el anterior cierre perimetral.

Méndez dice que tanto la alimentación como el sector textil son esenciales. Sí cerrarán las actividades deportivas, culturales o sociales. Queda vetado  el  funcionamiento de las salas de juego, salones recreativos, discotecas, pubs o los espectáculos cinematográficos —el cine ha venido funcionando con interrupciones en los últimos meses— o teatrales. La biblioteca y la pis-cina municipal no abrirán y el recurso a la bici o los paseos junto al mar, hacia Piago o San Roque servirán de nuevo para el ejercicio. El Concello anunció el refuerzo de limpieza en calles, plazas, paseos, aceras y accesos a farmacias y banca.

Viveiro contiene la respiración ante un cierre obligado por el alza...
Comentarios