miércoles. 14.04.2021 |
El tiempo
miércoles. 14.04.2021
El tiempo

Vigilancia Aduanera de Ribadeo ayudó a capturar el último gran alijo de coca

Parte de la droga recuperada el mercante Nehir y los detenidos (derecha). EFE  GUARDIA CIVIL
Parte de la droga recuperada el mercante Nehir y los detenidos (derecha). EFE GUARDIA CIVIL
La embarcación ribadense participó el lunes en la incautación de 3 toneladas del buque Nehir ► La Audiencia Nacional decreta el ingreso en prisión de los nueve detenidos

La embarcación de Vigilancia Aduanera con sede en Ribadeo fue una de las que participó en la noche del lunes en la operación denominada Bocanegra, en la que se interceptaron tres toneladas de cocaína que se encontraban a bordo del mercante Nehir. Dicha embarcación se encontraba navegando a unas diez horas al norte de Ribadeo cuando se vieron sorprendidos por un temporal y el acoso de las fuerzas de seguridad por lo que no dudaron en hundir el barco. Pese a todo, los agentes consiguieron retener nada menos que tres toneladas de cocaína y detener a los implicados.

Se trata de la segunda operación de grandes dimensiones en la que participan los agentes que trabajan en Vigilancia Aduanera de Ribadeo, una oficina que ahora se encuentra reforzada como centro de inteligencia. Prueba de ello es que hayan sido elegidos para participar en esta operación que, globalmente, abarcaba a una enorme cantidad de cuerpos policiales de tres continentes.

Ya en octubre participaron en la detención de seis personas pertenecientes al clan de Los Pasteleros. Fue en una vivienda de Piñeira en la que se localizaron unos 560 kilogramos de cocaína y donde cayó el traficante Gerardo Rial.

Aunque la embarcación fue interceptada a unas diez horas de navegación al norte de Ribadeo, se precisó de la intervención de Vigilancia Aduanera de la localidad dada la envergadura de la operación.

Como ejemplo de dicha envergadura se puede tomar de muestra la participación en esta operación de la policía de Holanda, la Ofast de Francia, la Dirección Antinarcóticos (Diran) de Colombia y la Drug Enforcement Administration (DEA), además de Europol, que colaboraron activamente con el Greco Galicia, la unidad de la Policía Nacional con sede en Pontevedra, en el seguimiento del carguero Nehir, abanderado en Palau y que anteanoche se fue a pique frente a las costas gallegas.

El Cuerpo Nacional de Policía que operó de forma conjunta con el Equipo Contra el Crimen Organizado de Galicia de la Guardia Civil (también enraizado en Pontevedra) y con Vigilancia Aduanera, logró recuperar tres de las cerca de seis toneladas de cocaína que transportaba a pesar de que no dudaron en hundir el barco al verse cercados, tal y como desveló este martes en exclusiva El Diario de Pontevedra.

El Eco manejaba información sobre sospechosos de O Salnés y Vigilancia Aduanera mantenía a sus patrulleros en máxima alerta

La droga estaba destinada en gran parte a España, pero también a Holanda. Los narcotraficantes que viajaban en el navío, de nacionalidades georgiana y turca, optaron por hundirlo para borrar pruebas, algo que consiguieron en parte. La singladura del Nehir, ahora hundido al norte de Ribadeo, estaba marcada de antemano. Partió el 15 de enero de Mauritania, zona dominada por varios enlaces gallegos del narcotráfico, en dirección al mar Caribe, donde efectuó la carga de las sustancias. Esa maniobra no pasó inadvertida para la DEA, que había recibido el aviso desde la Comisaría de Pontevedra de lo que iba a suceder. Mientras, en tierra, el Greco aguardaba pacientemente el regreso del buque, a la espera de que las planeadoras hiciesen el final del camino y poder así desarticular toda la organización.

El Eco manejaba información sobre sospechosos de O Salnés y Vigilancia Aduanera mantenía a sus patrulleros en máxima alerta. Pero el temporal disuadió a los gallegos de la maniobra.

La información de que algo estaba sucediendo ya fluía por la ría y por ello las fuerzas de seguridad optaron por el abordaje antes de que el buque dejase la zona de influencia de Galicia, frente a Ribadeo, al no disponer de medios para hacerlo antes. La operación sirvió para incautar droga valorada en unos 100 millones de euros.

Los nueve detenidos, de nacionalidades georgiana y turca, este lunes en relación con un alijo de casi tres toneladas de cocaína intervenido en un buque en alta mar frente a la costa de Ribadeo (Lugo) fueron puestos a disposición judicial en la mañana de este miércoles, y por la tarde la Audiencia Nacional decretó su ingreso en prisión.

A todos los detenidos, de nacionalidad georgiana y turca, se les imputan los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. La operación está coordinada por el juzgado central de instrucción 1 de la Audiencia Nacional, que dirige el juez Santiago Pedraz, si bien los nueve marineros declararon por exhorto desde un juzgado de Pontevedra

Vigilancia Aduanera de Ribadeo ayudó a capturar el último gran...
Comentarios