miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo

Victoria contra las tropas de Napoleón

Recreación de la lucha de vecinos de Ribadeo y Trabada contra las tropas de Napoleón. EMILIO PIÑEIROA
Recreación de la lucha de vecinos de Ribadeo y Trabada contra las tropas de Napoleón. EMILIO PIÑEIROA

La fiesta ribadense de As Cruces arrancó con una recreación histórica, que estuvo algo deslucida por el agua. Este lunes es el día grande

Con más de una hora y media de retraso comenzó este domingo la fiesta de As Cruces en A Ponte de Arante, en Ribadeo. La lluvia fue el motivo. El agua deslució el acto estrella del primer día, una representación histórica de la batalla contra las tropas de Napoleón que dio inicio a esta fiesta y que fue llevaba a cabo por Bruxo Queimán y Andrea Pousa. A pesar de las inclemencias meteorológicas, casi medio millar de personas se acercaron a disfrutar del evento.

La representación comenzó pasadas las 12.30 horas. En ella, se celebraba el 210 aniversario de una batalla donde los vecinos de siete parroquias, cuatro de Ribadeo y tres de Trabada, hicieron frente a un destacamento de las tropas de Napoleón cuando en Galicia se libraba una guerra entre el ejército inglés y el galo. Fue una representación que ya se realizó en el 2009, fruto del 200 aniversario, y que se volvió a hacer este domingo en A Ponte de Arante.

Las cruces, que son siete, representan a cada una de las parroquias que vencieron a las tropas de Napoleón, que son las ribadenses de Arante, Cedofeita, Cubelas y Ove y las trabadenses de Vidal, Balboa y Sante. A esta recreación histórica acudieron los alcaldes de Ribadeo, el nacionalista Fernando Suárez Barcía, de Trabada, la socialista Mayra García, y otros representantes de las corporaciones municipales de ambos concellos.

Este es el primer año que la fiesta de As Cruces posee el título de Festa de Interese Turístico Galego, algo que promovieron primero el cura de Arante y la asociación O Formigueiro, que se encarga de la organización, y que más tarde pasó por una comisión que pidió al pleno de Ribadeo que instara a la Xunta a que otorgase este reconocimiento. Se acordó por unanimidad en un pleno y el Gobierno gallego dio el visto bueno.

Tras la representación histórica hubo una actuación musical de Andrea Pousa y se realizó el tradicional bandeo del Pendón. Más tarde hubo misa cantada en el santuario de las Virtudes y sesión vermú con el grupo La Roda. Tras todos estos acontecimientos, unas 200 personas comieron en una carpa instalada por la organización. Ya por la tarde actuó la orquesta La Bamba de A Coruña para seguir con una fiesta que congrega a muchas personas.

Una de las curiosidades de esta cita es que, desde hace tres años, un grupo de irlandeses vienen a la fiesta de As Cruces porque se quedaron enamorados de ella. Hubo mucha gente de Ribadeo, Trabada y San Cosme de Barreiros.

Para este lunes queda el día grande con la bendición de los campos a mediodía en la zona de Arante. Desde allí llegarán cruces y pendones al entorno de la capilla de Nosa Señora das Virtudes y se procederá a la popular ceremonia que caracteriza este festejo, que es el bandeo del pendón.

PRESENCIA DE SANTALICES. La fiesta de As Cruces contará con la presencia del presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices Vieira, entre otras autoridades.

Victoria contra las tropas de Napoleón
Comentarios