domingo. 24.10.2021 |
El tiempo
domingo. 24.10.2021
El tiempo

Un verano sobre las olas del mar

Varias personas practicando vela con la escuela del Real Club Náutico de Ribadeo. PALEO
Varias personas practicando vela con la escuela del Real Club Náutico de Ribadeo. PALEO
Las clases de surf y vela son unas de las actividades más demandadas en A Mariña por niños y adultos durante la época estival

Los deportes acuáticos son una opción de ocio perfecta para el verano, haga o no sol. La escuela de surf Hola, Ola! y la escuela de vela del Club Náutico de Ribadeo aprovechan estas fechas para ofrecer cursos dirigidos a personas de todas las edades, aunque no solo con la intención de divertir, sino también de formar.

Estas dos escuelas deportivas tienen su sede central en Ribadeo, aunque los alumnos de Hola, Ola! practican en la playa barreirense de Coto o en la playa de Penarronda, en el Occidente asturiano. Ambas iniciativas comparten la idea de introducir en estos deportes acuáticos de base a cualquier interesado tanto en verano como en invierno. No hay una edad establecida para hacer surf, pero tampoco para aprender a navegar a vela.

Hola, Ola! imparte clases en la playa de Coto, en Barreiros, y en Penarronda, en Castropol

La escuela de Hola, Ola! es pionera en dar clases de surf en A Mariña. Al igual que la tienda del mismo nombre, esta academia nace en el año 2000. Por aquel entonces las actividades se desarrollaban entre la playa de Lóngara, en Barreiros, por la mañana, y la playa de Penarronda, en Castropol, por las tardes. "Me encanta este deporte y quería promover su aprendizaje en A Mariña", explica su creador, David Martínez. Ahora, y pasados más de veinte años de trayectoria, es una de las escuelas de surf más consolidadas de la comarca y del Occidente asturiano.

Surf en Ribadeo (A Mariña)Cada curso se desarrolla en grupos reducidos para garantizar un mejor aprendizaje. Si el alumno empieza desde cero, un monitor se encargará de explicarle cómo colocarse en la tabla, cómo remar, a analizar las condiciones del mar y del viento o a ponerse de pie sobre la tabla.

Todo paso a paso, de manera detallada y con prácticas en el agua. Además, los monitores de Hola, Ola! hacen demostraciones en la arena de cómo ejecutar cada paso, ayudan a conseguir el propósito de cualquier surfista: ponerse de pie en la tabla sobre el mar, y dan conocimientos básicos de cómo se forman las olas según el viento, las corrientes y la fase lunar.

TRAYECTORIA. Un camino parecido sigue la escuela de vela del Real Club Náutico de Ribadeo. Su trayectoria educativa se remonta a muchos años atrás, pero la actual directiva puso en marcha, en los últimos meses, una apuesta decidida por potenciar la escuela de vela con el fin de volver a contar con un equipo de competición. Para ello se reforzó el número de monitores para que ninguna persona se quede fuera de las clases. "Los chavales que antes estaban en los cursos, ahora son quienes los imparten. Tenemos cuatro monitores por la mañana y tres por la tarde", dice el director de la escuela, Alberto Rodríguez.

El Club Náutico refuerza su apuesta con la vela con el fin de crear un equipo de competición

No hace falta saber surfear o coger un timón para asistir a estos cursos. Los monitores de ambas escuelas se adaptan al nivel de conocimientos de cada persona, por lo que ofrecen clases de iniciación desde cero, como de niveles intermedios o de perfeccionamiento. Antes de poner un pie en el agua con la tabla o sobre un barco, ofrecen nociones básicas de seguridad "para evitar peligros o coger manías que puedan ser peligrosas en el futuro", manifiesta Alberto Rodríguez.

En la escuela de vela cuentan con diferentes embarcaciones en función del nivel del alumno. Quienes empiezan de cero navegan en un bote colectivo, en donde caben hasta seis personas, y entre las que se incluye un monitor que les va explicando el funcionamiento. Aquellos que tienen nociones básicas, navegarán en pequeñas embarcaciones, de la clase optimist, y el monitor les dará las instrucciones pertinentes desde otra embarcación situada al lado.

La escuela cuenta también con dos botes vaurien, donde pueden navegar dos personas, una embarcación de vela latina, tradicional de Ribadeo, y una embarcación de crucero de regatas, además de tablas de windsurf.

El Náutico tiene distintos barcos según el nivel del alumno

Cada clase o curso incluye el material en el precio. En Hola, Ola! las tarifas varían en función de los días que se quiera acudir y, en ellas se incluye la tabla de surf y el neopreno, por lo que cuentan con diferentes tallas y tamaños para adaptarse, de la mejor forma posible, a los alumnos.

En cambio, en el curso de vela, que comprende un total de 20 horas divididas en cuatro horas al día, el precio varía en función de si se es socio o no del Club Náutico de Ribadeo. Para realizar estas actividades es necesario reservar plaza, ya sea en los propios lugares en donde se desarrollan, o en las página web de ambas entidades.

Hola, Ola! ofrece a quienes deseen surcar las olas sobre la tabla clases sueltas de dos horas de duración, en horario de 10:00 a 12:00, de 12:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas, de lunes a domingo. La escuela de vela del Náutico imparte sus cursos en dos turnos de cuatro horas, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00, de lunes a viernes.

Vela en Ribadeo (A Mariña)NO SOLO EN VERANO. Los veranos suelen ser la estación del año en la que ambas escuelas están hasta los topes aprovechando el calor, el tiempo libre y las vacaciones, pero también continúan con su trabajo el resto del año con ofertas para aquellas personas de la zona que quieren seguir formándose durante los doce meses.

Desde la escuela de vela del Náutico precisan que para formar un equipo de competición es necesario "contar con gente que le guste y que practique con regularidad todo el año". Para facilitar la asistencia, fuera de la temporada veraniega se plantean cambiar los cursos de 20 horas por horas sueltas de navegación durante la semana o fines de semana, a disposición de los interesados.

Por su parte, Hola, Ola! traslada su escuela al Occidente asturiano durante el invierno al ser la playa de Penarronda una zona "con más mar y mejores condiciones meteorológicas, lo que fomenta la formación de olas", indica Martínez, aunque mantienen los mismos horarios y tarifas que en verano.

SEGURIDAD. En la mar siempre hay que ir con los ojos bien abiertos, por lo que son muy importantes aquellos aspectos relacionados con la seguridad, como las condiciones del mar y del viento. "A la hora de hacer surf hay que sentirse a gusto", recomienda Martínez. "No hay que buscar olas más grandes del alcance de cada persona ni alejarse de donde está el resto de surfistas".

Al hacer surf hay que coger olas adaptadas a cada persona

En la vela el protocolo es parecido. Los vientos siempre serán un amigo a la hora de navegar, sobre todo en una zona como la ría de Ribadeo, donde suelen ser variables. "También hay que tener en cuenta las corrientes, así como estar pendientes de los tesones en marea baja", indica Rodríguez. Navegar por la ría este mes de agosto, con mareas vivas, es un auténtico lujo.

Al igual que cualquier escuela, no solo se centran en dar clases de vela o de surf, sino que en Hola Ola! engloban actividades como el paddel surf o el wakeboard y en el Náutico se puede practicar el wind surf.

Otras opciones
Una amplia oferta
A lo largo de la comarca el surf es una actividad consolidada durante el verano. Es por ello que a lo largo de toda la costa se pueden encontrar diferentes escuelas de surf con las que iniciarse en este deporte.

La playa de Coto, en Barreiros, en donde se encuentra la de Hola, Ola! es una de las más concurridas, ya que en ella también se encuentra La Academia del Surf de Barreiros. Además de esta playa, este municipio mariñano es el más escogido por los sufistas para practicar este deporte. De esta manera, en la contigua playa de Lóngara, Sensación Surf imparte clases a los interesados.

Barreiros no es el único espacio en el que dsifrutar y aprender de unas agradables clases de surf. Son muchas las playas de A Mariña en alas que se ofrece esta oferta como la playa de Esteiro, en Xove, característica por a presencia de surfistas todos los días, la playa de Peizás en Foz, considerada una de las mejores playas para parcticar este deporte, o diversas playas de Viveiro en donde se encuentra la escuela Oxígeno o Viveiro Surf Escola.

Más actividades
En verano los deportes acuáticos son los protagonistas de las jornadas de ocio de jóvenes y mayores. Es por ello que, además de las clases de surf y de vela, son muchas las opciones que se reparten a lo largo de la comarca.

Los paseos en kayak y moto son las más demandadas. Tanto Ribadeo como Foz y O Barqueiro ofrecen rutas en kayak por el río Eo, la ría de Foz y la ría de O Barqueiro reservando plaza con anterioridad. En cuanto a las motos de agua, el Club Náutico de Ribadeo es el encargado de ofrecer rutas por la ría de Ribadeo, Rinlo e incluso hasta la playa de As Catedrais, además de rutas personalizadas y alquiler de motos para personas con titulación.

Además, Maremasma ofrece diferetes actividades como buceo, surf, snorquel o vela por toda A Mariña lucense.

Un verano sobre las olas del mar
Comentarios