El vendedor de la Once que entregó un premio de 500.000 euros: "Calquera non está contento"

"Lo más importante es que sea una persona que lo necesitase; solo con eso ya me siento afortunado", asegura José Manuel Domínguez

 

El vendedor de la Once de Viveiro. Foto JOSE M. PALEO
photo_camera El vendedor de la Once de Viveiro. Foto JOSE M. PALEO

El cupón diario de la Once dejó un premio de 500.000 euros en Viveiro con el número 24.444 con serie 006, despachado por José Manuel Domínguez Rodríguez, que entregó el boleto extraído de la máquina con un coste de dos euros para el sorteo de este miércoles 31 de enero. El vendedor, que trabaja en Viveiro y O Vicedo, estaba este jueves exultante. "Calquera non está contento", decía, y aseguraba que desconocía quién es el agraciado. "Si es el cupón físico aún controlas quien puede ser, pero al ser de máquina no te fijas tanto", matizaba.

Domínguez espera que al agraciado "le sirva para continuar su vida un poco mejor y lo más importante es que sea una persona que lo necesitase y que lo sepa utilizar, solo con eso ya me siento afortunado de alegrarle la vida". El vendedor se mostraba orgulloso, pero también nervioso, tras conocer que había repartido una cantidad tan elevada de dinero. Indica que es la primera vez que entrega el premio máximo, aunque tiene una larga trayectoria de premios, pues dio el cupón sin serie varias veces repartiendo premios desde 5.000 hasta 35.000 euros y varios rascas de 10.000 euros. "Un rasca de mil euros te alegra el día, si es de 10.000 ya no te digo nada, y este mucho más", comentó.

El vendedor de la Once considera que hacen falta alegrías así y recordaba que la Lotería del Niño dejó un premio de 200.000 euros en Viveiro y el sorteo de invierno de la Nacional otorgó otro de 150.000 euros en Covas. "A ver si entre todos estos premios esto se anima. Espero que sea productivo, que sea una alegría para quien lo compró", indicó.

José Manuel Domínguez piensa que es posible que el agraciado todavía no se enterase y afirma desconocer quién es, porque "a veces te olvidas". "No es la primera vez que vienen con un premio de 35.000 euros y no saben que les tocó. Nosotros no pagamos importes tan elevados, la máquina en esos casos dice que se paga en un centro autorizado y no te indica el importe, que ya sabes que es superior a tus posibilidades", explica bromeando.

El vendedor hace la ruta diaria desde A Pescadería hasta Verxeles y después retorna al centro de Viveiro, marchándose hasta O Vicedo, donde recorre los bares, para regresar por la tarde a Viveiro A Pescadería y el Gadis.