viernes. 26.02.2021 |
El tiempo
viernes. 26.02.2021
El tiempo

El vendaval se ceba más con A Mariña

Caseta de prensa del estadio Martínez Otero de Foz destrozada por el viento (2)
Caseta de prensa del estadio Martínez Otero de Foz, destrozada por el viento. EP
El desplomedel recubrimiento de edificios obligó a cerrar calles y causó daños en vehículos de Foz Ribadeo y Sarria

A Mariña fue la comarca lucense más afectada por el temporal Karin. La estación de Penedo do Galo, en Viveiro, registró una ráfaga de 151,1 kilómetros por hora y en A Pontenova se contabilizaron 129,6. Las incidencias más graves se produjeron por el desplome del recubrimiento de edificios en Foz, Ribadeo y Sarria, que dañaron vehículos.

En Foz se desprendieron chapas en inmuebles de la Avenida de Sarria, la intersección de la Rúa Limoeiros con la Rúa do Porto y en Eduardo Pondal. La primera calle se cortó al caer más de diez piezas, que alcanzaron a un coche. El vendaval derribó la cabina de prensa del campo Martínez Otero.

En Ribadeo se interrumpió el tránsito por Fernández Cardoso, al precipitarse chapas del lateral de un edificio que golpearon un turismo. Lo mismo sucedió con paneles publicitarios en calles céntricas.

Materiales de una fachada de la Rúa Castelao, en Sarria, impactaron sobre tres vehículos. La Policía Local precintó la acera. Los bomberos de Viveiro se desplazaron a la calle Cidade de Mondoñedo, de O Vicedo, para retirar chapas. Hubo otra actuación similar en Campo da Ponte, en Vilalba.

La Policía Local viveiresa retiró una farola abatida en el puente de A Misericordia, así como de contenedores y señales de circulación en diferentes puntos y un poste del alumbrado público en Outeiro (Celeiro). Otra farola cayó en San Xulián da Veiga, en Sarria, localidad en la que se vino abajo una barandilla de madera del paseo del río. El aire derribó postes telefónicos en San Miguel de Reinante (Barreiros) y arrasó la terraza del bar Yenka. En San Cibrao se desprendieron losas de edificios de la Praza dos Campos y una valla junto al esqueleto de un edificio en Galdín. Un poste de teléfono echó abajo un tendido eléctrico en Cervo.

El vendaval dificultó el tráfico en la A-8 a su paso por el alto de O Fiouco, cortado para el paso de camiones y vehículos articulados entre los kilómetros 536 y 552.

Equipos de emergencia y brigadas municipales trabajaron a destajo para retirar árboles de los viales. A la carretera LU-150, en A Espiñeira, se desplazaron Tráfico y conservación de Carreteras. Unos veinte ejemplares obstruyeron vías provinciales de Bravos, Ourol, Merille y Xerdiz, en el término ourolense. En A Fonsagrada y la parroquia barreirense de Celeiro de Mariñaos hubo despliegues por la misma razón. En Mondoñedo se intervino en el vial de Cesuras a Estelo, en el de Seivane a Tronceda y en Os Cucos. En Lourenzá se retiraron dos árboles en San Xusto; en O Vicedo, en As Negradas y en el Alto das Moreiras, en O Folgueiro; en Ribadeo en As Aceas, y en Viveiro en A Misericordia y en las carreteras de A Silvarosa, Galdo y Celeiro, el paseo de O Piago y el Souto da Retorta.

El GES de Monterroso retiró troncos de la N-540 en este municipio y en Palas. También acudió a Guntín por la caída de cables eléctricos. En Portomarín quedaron cortadas la carretera de Lugo y la de Becerreá-Ventas de Narón. En casi todos los concellos de A Terra Chá hubo avisos para limpiar viales. Un árbol se atravesó sobre un puente de Teiguín, en Samos, donde cayó cableado eléctrico en el núcleo de Lastres. En Cervantes se fue la luz en Vilarello, Vilaspasantes y Freixido.

El vendaval se ceba más con A Mariña
Comentarios