La velocidad permanece limitada a 60 km/hora en la A-8 desde el domingo

La niebla dificulta la circulación entre los municipios de Mondoñedo y Abadín
Niebla en un tramo de la A-8 con dispositivos para orientarse por la autovía. EP
photo_camera Niebla en un tramo de la A-8 con dispositivos para orientarse por la autovía. EP

La velocidad máxima de circulación por la Autovía do Cantábrico (A-8) permanece limitada este jueves a 60 kilómetros por hora entre los municipios de Mondoñedo y Abadín como consecuencia de los densos bancos de niebla que dificultan la visibilidad y condicionan la seguridad de los propios usuarios. Se da la circunstancia de que la velocidad estuvo limitada en ese tramo de la autovía en diferentes momentos de los sucesivos días, por el mismo motivo, desde el domingo.

El nivel de servicio rojo volvía a quedar establecido en el Alto do Fiouco, entre los kilómetros 536 y 552, a las 19.19 horas de este miércoles —día 6 de julio—, como consecuencia de la visibilidad reducida en ese tramo de autovía.

A los conductores que transitan por ese tramo se les avisa de la limitación mediante los correspondientes paneles luminosos.

Los problemas con la niebla en ese punto de la Autovía del Cantábrico son recurrentes y, de hecho, está en marcha un proyecto de Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con la instalación de prototipos sobre el terreno que permitan avanzar en soluciones alternativas para superar esta situación.

Un nuevo sistema de balizas inteligentes instalado por la Dirección General de Tráfico (DGT) comenzó a funcionar en enero en ese tramo de la Autovía do Cantábrico (A-8) entre Mondoñedo y Abadín, con el objetivo de reducir en un 78% el tiempo que tiene que permanecer cerrada esa parte del trazado como consecuencia de la niebla. 

Comentarios