El último barco creado en Celeiro

Talleres Cillero botó un cerquero ultramoderno para unos jóvenes armadores de Corme, que invirtieron unos dos millones de euros en un barco de 24 metros de eslora que izaron con grúas
El Nuevo Urbegi en el muelle celeirense, con uno de los armadores, tripulantes y trabajadores de la constructora a bordo. ANTÍA
photo_camera El Nuevo Urbegi en el muelle celeirense, con uno de los armadores, tripulantes y trabajadores de la constructora a bordo. ANTÍA

Un par de enormes grúas llamaron la atención este viernes en el muelle de Celeiro, donde se instalaron para la botadura del pesquero Nuevo Urbegi, un cerquero ultramoderno de 24 metros de eslora, construido por Talleres Cillero. Es el barco más grande que se generó en la instalación celeirense, fundada hace más de 35 años, de la que en este tiempo salieron 14 embarcaciones, amén de realizar múltiples reformas y reparaciones de otras.

El Nuevo Urbegi incorpora tres hélices, una de propulsión y dos transversales hidráulicas, la de popa tiene 250 caballos de potencia, y la de proa, 150. Desde el puente se ve todo el horizonte alrededor del barco, un sistema similar al que emplean en los remolcadores. El barco, que pesa 120 toneladas, fue introducido en el agua mediante la utilización de unas grandes grúas.

La construcción, que arrancó en junio de 2022, se retrasó por diferentes motivos, influyendo los cambios de la normativa de contratación hasta diversos problemas administrativos. El casco es de color verde, similar al que luce el otro buque de la casa armadora, el Urbegi. El fundador de Talleres Cillero, Alberto Santos, asistió a la botadura, a cargo de la madre de uno de los armadores, que son de Corme.

Alberto Santos subraya que las trabas burocráticas y laborales, la falta de cuotas y relevo contribuyen al deterioro de la pesca

El constructor señaló que posiblemente sea el último barco que salga de las instalaciones y también de su andadura profesional, dado que "a falta de persoal e de pedidos inflúen na pesca, que está moi deteriorada. Non hai demanda, hai moitas trabas administrativas e moitos problemas coas cotas por iso cada vez é menos a xente que segue co oficio. En Celeiro podense contar cos dedos dunha man", subrayó.

El Nuevo Urbegi. ANTÍA
El Nuevo Urbegi, ya sobre el mar en el muelle de Celeiro. ANTÍA

Santos resaltó que el cerquero "é o último grito, a inversión foi moi grande e fíxose sen axudas de ningún tipo, pero son uns rapaces novos que teñen moito por diante e irán sacándoo".

Talleres Cillero tiene también una nave en el puerto de Burela, donde sus operarios realizan tareas de mantenimiento, con las que prevén continuar este año. En 2025 cerrarán la empresa.

Comentarios