martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

Turistas poco solidarios, pero en sus casas

Colas en un supermercado en Ribadeo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Colas en un supermercado en Ribadeo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
La presencia de visitantes apenas se notó en las calles de los municipios mariñanos, pero se apreció un mayor número de viviendas abiertas

Las jornadas más intensas de la Semana Santa arrancaron este jueves con una situación de cierto relax en la comarca de A Mariña en comparación con lo que se había percibido en los días anteriores, especialmente el miércoles, en que hubo un repunte notable del movimiento de gente, sobre todo en lo que se refiere a compras ya que los supermercados, tiendas y plazas de abastos seguirán cerradas hasta el sábado. En la mayor parte de municipios de costa fue en esos días, sobre todo el miércoles, cuando percibieron que sí habían recibido la llegada de gente con segunda residencia en dichos concellos, aunque en un número no tan significativo como se temía.

Este jueves fue un día diferente. La circunstancia de que absolutamente toda la actividad comercial salvo los quioscos y las panaderías estuviese parada hizo que no se viese gente en las calles, aunque se notaba presencia en algunos edificios destinados a estancias vacacionales. De hecho en las redes sociales hubo bastantes quejas por el aumento de vehículos en los garajes, un termómetro que el alcalde de Foz calificó de “bastante fiable, aínda que a Policía Local me trasladou que a pesares de haber bastantes máis denuncias, non notaron un incremento notable de xente foránea”.

En Ribadeo la Policía Local no detectó un gran número de infracciones en la jornada del miércoles

En Barreiros, la alcaldesa Ana Ermida evitaba pronunciarse sobre el lugar del que llegaba la gente al municipio porque decía que “non se trata de sinalar territorios, trátase de actuar con responsabilidade”. Recordaba que ya había solicitado la semana pasada que la gente se quedase en casa, como manda el Estado de Alarma ”e houbo quen cumpriu e quen non. Nesta semana son moitas as voces que reclaman responsabilidade a quen ten capacidade para frear (ou diminuir, cando menos, neste momento) esta situación. As administracións deben actuar con contundencia, porque teñen capacidade e teñen información e coñecemento. Non se trata de poñer cancelas ao mar. Trátase de facer todo o posible para lograr a contención do virus”.

En el vecino concello de Ribadeo la Policía Local no detectó un gran número de infracciones en la jornada del miércoles aunque sí se notó en la localidad una mayor afluencia de vecinos no habituales para lo que el alcalde, Fernando Suárez, solicitó de nuevo “que se queden nas súas casas porque este non é o momento de desprazarse a nin a Ribadeo nin a outro sitio”.

También en Viveiro está habiendo más controles de los habituales con presencia de Policía Nacional y Guardia Civil aunque la alcaldesa, María Loureiro, reconoce que estos deberían realizarse “en las salidas de las ciudades y en la autovía”. A los que pudieran haber llegado a Viveiro les pide lo mismo que a cualquier vecino, que permanezcan en sus casas y cumplan las normas adoptadas.

Turistas poco solidarios, pero en sus casas
Comentarios