Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

La tradicional procesión de la patrona colapsó el centro de Ribadeo

Fernando Suárez, acompañado de varios concelleiros de Ribadeo. A.T.
Fernando Suárez, acompañado de varios concelleiros de Ribadeo. A.T.

Cientos de personas siguieron el recorrido en honor a Santa María do Campo. La villa festejó en las calles el día grande las fiestas

La tradicional procesión en honor a Santa María do Campo congregó a cientos de personas en las calles del centro histórico de Ribadeo. La patrona de la villa mantuvo su tirón entre los devotos locales, y fue escoltada por una numerosa corte de feligreses de todas las edades en un recorrido que comenzó pasada la una de la tarde desde la iglesia y que en veinticinco minutos regresó a su hogar habitual de reposo.

La excepcional climatología que acompañó a la procesión hizo que todavía pudieran verse a muchos turistas por la zona monumental, que a esas horas presentaba un aspecto de abarrote en muchas de las arterias principales, como el parque de San Francisco, con las terrazas en pleno apogeo.

Fernando Suárez, alcalde de Ribadeo, presidía la comitiva de autoridades que seguía a la Virgen, escoltado por varios concelleiros locales. Justo detrás, otros cargos políticos provinciales y autonómicos daban paso a dos agentes uniformados de la Guardia Civil, cuya presencia es también habitual en la procesión de la patrona ribadense.

La banda municipal de música puso el compás a seguir en este acto religioso que ya forma parte de la solera de las fiestas locales.

En este último fin de semana de festejos, los locales de hostelería de la localidad hacen su particular agosto, gracias también a la excelente temperatura que registra Ribadeo durante estos días. Pese a la gran cantidad de gente que disfrutó hasta altas horas de la madrugada de los locales de ocio, las atracciones de recinto ferial, y las terrazas del centro, ni la Policía Local, ni el 061, ni los Bomberos registraron ninguna incidencia. Una situación que esperan se repita durante el fin de una fiesta que ha dejado sustanciosos beneficios en el comercio y la hostelería ribadenses.

FOZ. La colonia asturiana asentada en Foz también disfrutó durante el día del sábado de una jornada festiva en honor a la Virgen de Covadonga. La localidad mariñana se impregnó del azul que tiñe la bandera de Asturias. La sidra tampoco no podía faltar a la cita y fueron muchas las botellas que "espicharon" para conmemorar su día grande, así como la degustación de bollos preñados. El ritmo lo pusieron el pasacalles A Subela, y la verbena corrió a cargo del grupo Sons Varadero.

La tradicional procesión de la patrona colapsó el centro de Ribadeo
Comentarios