Miércoles. 19.12.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.12.2018
El tiempo

Lo tradicional no es un lujo en A Pontenova

Un momento de la feria que se celebra en A Pontenova. JOSÉ PALEO
Un momento de la feria que se celebra en A Pontenova. JOSÉ PALEO

La Feira de Artesanía e Antigüidades abrió ayer con buena presencia de público pese a ser la jornada inaugural ▶ Los cálculos de la organización son que esta cita atraiga a unas 8.000 personas durante todo este puente festivo

La Feira de Artesanía e Antigüidades de A Pontenova está ya en marcha en dicha localidad. Como avanzó el propio alcalde, el socialista Darío Campos, en torno a nada menos que un millón de objetos se pueden ver entre todos los expositores que este año acuden a esta cita, que son un total de sesenta.

Están divididos en dos mitades bien delimitadas. Una primera de treinta artesanos y otra con otros tantos anticuarios.

Llegan de los lugares más diversos porque esta feria no para de crecer desde que se creara hace ahora doce años.

Su principal promotor y organizador, Francisco Martínez, cuenta que acostumbra a viajar por convocatorias similares que se celebran en diferentes lugares de España pero también en pueblos o ciudades de Portugal. Allí, dice, es donde trata de fijarse no solo en algunos detalles que pueden mejorar la organización de la feria que le toca promover a él, sino que también procura ponerse en contacto con alguno de los artesanos o anticuarios que le llaman la atención por lo que sea para tratar de que se acerquen hasta A Pontenova.

La música, una pulpería o una exposición de vespas y de coches clásicos son complementos a la feria durante estos días

La feria está ya completamente asentada en este puente de la Constitución. Martínez dice que es preferible celebrarla ahora que apostar por fechas en las que a priori podría haber más gente, como las que están en plenas navidades.

Lo hacen ahora porque de este modo se ahorran la competencia de citas en ciudades más grandes que les quitarían la asistencia de algunos de los participantes que ahora sí se pueden acercar a A Pontenova.

IMPULSO ECONÓMICO. El alcalde pontenovés pone el acento en las cifras que, apunta, hablan por sí solas del impacto que la feria tiene a día de hoy en A Pontenova. Para empezar, recuerda que según los cálculos que manejan pasan por allí unas ocho mil personas durante estos cuatro días, hasta que se cierre el domingo.

En todos ellos hay una gran cantidad de gente y ya este jueves, jornada inaugural, se notaba que había una buena cantidad de público, si bien es cierto que se podía ver que la mayor parte en este caso era de A Pontenova o bien de los alrededores.

Generalmente, durante el fin de semana es cuando llega más gente de lugares más lejanos. Francisco Martínez indica que muchos llegan en busca de cosas que ya no es posible encontrar en mercados habituales de este tipo de objetos, o que se resisten por su escasez y ahora sí se pueden localizar en alguno de los expositores que hay en A Pontenova.

Esto es así porque hay prácticamente de todo, desde máquinas de coser a todo tipo de monedas antiguas, instrumentos de distintos oficios tradicionales de otras épocas o incluso musicales.

COMPLEMENTO. La Feira de Artesanía tiene algunos complementos para hacer más atractiva la estancia en la localidad, como unos menús especiales que se pueden degustar en varios restaurantes de la localidad. Se ofrecen actuaciones musicales y también se encuentra allí una pulpería.

La feria abre todos los días por la mañana y por la tarde y habrá una exposición de vespas y coches antiguos.

Lo tradicional no es un lujo en A Pontenova
Comentarios