Trabada deja de pagar el agua que se pierde por el mal estado de la traída

El Concello tuvo que abonar 400.000 euros en los últimos cuatro años a Augas de Galicia
Mayra García, alcaldesa de Trabada. ARCHIVO
photo_camera Mayra García, alcaldesa de Trabada. ARCHIVO

El Concello de Trabada dejará de tener que pagar el agua de la traída que se pierde por el mal estado de la red. Es la diferencia que corresponde entre el agua que sale del depósito general y el consumo de los contadores individuales, una cantidad muy elevada y una situación muy lesiva para las arcas municipales que ahora el gobierno local consigue corregir tras un convenio firmado por la alcaldesa del municipio, la socialista Mayra García.

Esta indicó que consiguió "por fin" poner solución a este "grave problema" que asegura que se deriva "da xestión do PP, que adoptou un acordo plenario sen un só informe de secretaría-intervención e no que se comprometía a unhas condicións inasumibles para o noso Concello".

Para corregirlo dice que hubo numerosas reuniones con el Concello de Ribadeo, con quien comparte un tramo de la traída, y Augas de Galicia "e neste tempo logramos que nos eximiran do pago do canon, algo que conseguimos grazas ás nosas xestións e que supuxo un aforro importante para as arcas municipais".

Hay un acuerdo con el Concello de Ribadeo para suministrar agua a varios núcleos trabadenses

A partir de ahora el Concello de Trabada solo asume el compromiso de invertir 20.000 euros anuales con destino exclusiva a obras de renovación de las infraestructuras de abastecimiento. "Polo tanto, o Concello de Trabada aforrará os custos do pago anual do recibo da auga que se perde, así como os custos de persoal e materiais do mantemento das redes en baixa, a cambio de realizar investimentos nas súas propias infraestruturas hidráulicas", dice la alcaldesa.

Mayra García señala que este acuerdo se adoptó en un pleno con los únicos votos de su grupo. Implica un acuerdo con el Concello de Ribadeo para suministrar agua a los núcleos de Vilarbetote, Sante, A Rabexa, Pedrido, Pacios, San Martiño y Vilafernando. Recuerda que el abastecimiento de agua a dichas parroquias se produce a través de una captación en el río Eo localizada en Trabada. Luego, mediante un bombeo se lleva a una Etap propiedad del Concello de Ribadeo y desde allí se bombea a un depósito de 1.000 metros cúbicos en Vilafernando, en Trabada.

Pero señala que "era necesario efectuar unha revisión da solución adoptada no 2007 mediante un acordo plenario, tanto pola falta dun expediente administrativo completo con garantía xurídica como polo grave prexuízo que supón para as arcas municipais ano tras ano".

Comentarios