sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

"Todo apunta a que el Serenín tocó con las rocas o con algo"

Recogida de restos del barco este lunes en la playa asturiana de Xagó. EP
Recogida de restos del barco este lunes en la playa asturiana de Xagó. EP
La capitanía de Avilés cree que el arrastrero está muy dañado por el temporal y el armador de Celeiro descarta el reflote, por los destrozos

Desde la capitanía marítima de Avilés indican sobre el naufragio del arrastrero Serenín de Celeiro, ocurrido en la madrugada del jueves al viernes pasado, que "todo apunta a que tocó con las rocas o con algo y envió una señal de socorro a través del canal 16", lanzándose la tripulación a las balsas, lo que les permitió salvar la vida hasta que la embarcación de los prácticos les recogió y desplazó al puerto. El coordinador del organismo recalca que es una "zona peligrosa, es rompiente y el mar destroza". Marinos del lugar señalan que en el litoral escarpado situado frente al cabo de San Juan se registraron otros naufragios hace años.

Fuentes cercanas a la armadora del barco descartan su reflotamiento al considerar que el temporal de los últimos días ha causado destrozos importantes en el barco, que naufragó en una curva próxima a la entrada del puerto de Avilés. El lugar donde está, en una zona muy rocosa, sumado al hecho de que no interrumpe la navegación, es otro motivo para desechar la operación.

Por contra, el coordinador de la capitanía apuntó la posibilidad de reflotarlo para un posterior desguace, debido a que estaría a poca profundidad, "en aguas someras", entre 20 y 30 metros, y a una distancia de 100 a 150 metros de la costa, dado que después de la colisión contra los acantilados se alejó un poco de tierra. Este responsable señaló que "la zona es prácticamente inaccesible en invierno, no se puede arriesgar la vida de un buzo para revisar el barco con este mal tiempo". El oleaje impide que los especialistas puedan aproximarse al pesquero para inspeccionarlo, según la capitanía.

Recogida de restos del barco ayer en la playa asturiana de Xagó."Con lo que ha trabajado el mar estos días es normal que esté destrozado". El fuerte temporal, con olas de entre cinco y seis metros, posiblemente provocó también la rotura de los tanques de combustible del barco, por lo que se cree que el gasóleo ya se habrá dispersado y evaporado.

De hecho, el temporal arrastró restos de aparejos, cajas de pescado y de maderas de compartimentos interiores del barco hacia la playa de Xagó. Precisamente, la aparición de esos materiales hace pensar en que el mar causó destrozos considerables en el mismo. La armadora Regal, con base en el puerto vivariense de Celeiro, desplazó personal estos días hasta la costa del municipio de Gozón para colaborar en la retirada de ese material e inspeccionar las tareas que lleva a cabo una empresa contratada por la Autoridad Portuaria de Avilés a fin de minimizar el impacto del naufragio.

LIMPIEZA. El puerto de Avilés continuaba este lunes cerrado, debido a la incidencia del oleaje que en los últimos días dispersó por el pedrero de Xagó pertrechos del barco. El servicio de limpieza seguirá activo, aunque la cantidad de material que llega es poco significativa.

El plan anticontaminación tiene como finalidad reducir al máximo el impacto en el medio ambiente, un compromiso al que también se sumó la empresa armadora desde el primer momento. Recorren por tierra la playa, acumulan los restos en bolsas y emplean un tractor para la retirada del material de mayor peso y envergadura. Un camión se ocupará después de trasladar todos los restos a un punto limpio para su reciclaje.

INVESTIGACIÓN. La armadora elude realizar declaraciones sobre las causas del naufragio al estar en marcha una investigación de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim). Por su parte, la capitanía señala que dicha comisión determinará en su informe las razones del siniestro tras examinar los restos del casco en cuanto sea posible, las restantes pruebas que pueda recabar o se presenten, así como la toma de manifestación a los tripulantes, que ya han sido citados.

En cuanto a un posible error, que no se descarta, indica que "en todos los accidentes influye el factor humano, pero sin datos no se puede decir ni demostrar, dado que no tenemos visión del barco y conjeturas hay muchas". La armadora tampoco se pronuncia al respecto del fallo, sin descartar nada, porque hay una investigación en marcha.

"Todo apunta a que el Serenín tocó con las rocas o con algo"
Comentarios