Toda una vida entre panes

Rafael Cabaleiro dirige la panadería Neli en Lourenzá, que triunfa por el boca a boca y cada vez hace productos más personalizados
Rafael Cabaleiro, con piezas de pan, magdalenas y tarta elaboradas en su obrador. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera Rafael Cabaleiro, con piezas de pan, magdalenas y tarta elaboradas en su obrador. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Es difícil no coger —literalmente— con las manos en la masa a Rafael Cabaleiro, el propietario de la panadería Neli de Lourenzá. Embarcado en el negocio familiar en los últimos 35 años, desde su mayoría de edad, no se arrepiente de esa decisión pese a que el cansancio toca a la puerta de vez en cuando. "Un día normal empezamos á unha ou dúas da mañá e botamos todo o día aquí; non se pecha case nunca", dice sobre una dedicación que tampoco le permite vacaciones. "Nunca as collo, só algún día solto", reconoce, y menos en verano, cuando la panadería casi duplica su producción.

El de este año en particular fue un verano de bastante movimiento. "Na primeira quincena de agosto houbo xente pero sobre todo na última e aínda se aguantou bastante ata setembro", cuenta. En estos meses a su establecimiento —que conserva el nombre de su madre, Neli— no solo acuden los clientes habituales y los veraneantes de toda la vida en Lourenzá y alrededores, sino mucha gente de paso, desde vecinos del interior que cogen provisiones de camino a las playas hasta los peregrinos que reponen fuerzas con su repostería casera o sus bollos preñados. "Están vindo moitos peregrinos e xente de paso porque ven en internet as boas valoracións que temos, aínda que como non traballamos moito as redes sociais, a maioría da xente vén polo boca a boca", señala.

Abrió nuevas rutas por Trabada, Abres y Ribadeo

En esta época en el obrador tienen una elevadísima demanda de empanadas de zamburiñas o chipirones. "Mandamos moita empanada para fóra, para Madrid, Barcelona... este verán a xente cargou moita cantidade de empanada para levar para alí", comenta. De bonito, carne, zorza, bacalao, pollo y las dulces de manzana y "torta de roxóns" las tienen a diario, con mayores ventas en estas últimas variedades.

Una particularidad de esta panadería es que cada vez realizan elaboraciones más personalizadas, al gusto del consumidor. "Fanse moitas variedades: empanadas con masa de hoxaldre ou de pan, con ou sen cebola, con ou sen tomate... hai para todos os gustos", explica Rafael Cabaleiro, quien destaca que ahora también hacen empanadas vegetales, sin ningún derivado animal, pues "hai bastantes clientes veganos ou vexetarianos" que así lo demandan.

Gustan la empanada y la tarta con la legumbre local

Mucha gente acude también específicamente a por su "pan do país". "Vén xente de Asturias, de Bilbao, de Madrid; é raro que pasen por aquí e non paren para coller este pan". Panes de masa madre, otros de masa lenta "que leva 16 horas de fermentación" o "bola de berza" por encarga son otras preparaciones que hacen en Neli, aparte de las más comunes hogazas, roscas y barras.

Una novedad en la panadería es que ahora empiezan con la elaboración de la empanada de fabas al comenzar la temporada de la leguminosa y que tiene mucha demanda aunque no se celebre la fiesta. Las afamadas fabas de Lourenzá también son protagonistas en este negocio de una tarta que cada vez tiene mejor salida. "A xente foi moi reacia a empezar con ela. Antes só a faciamos na época das fabas pero agora xa a facemos todo o ano por encarga e as fins de semana sempre, porque a levan moito", apunta.

Otra novedad en la panadería laurentina es la ampliación de las zonas de reparto y ahora también llegan con sus productos a Trabada, Abres y parte de Ribadeo, además de seguir sus rutas habituales por Lourenzá, Barreiros, Foz o Mondoñedo.

Lamenta el incremento en los precios de la luz y el gasoil

COSTES DE PRODUCCIÓN. Muy satisfecho por la buena acogida de variedad de sus panes, empanadas y repostería artesanal, que compensa lo sacrificado de su profesión, Rafael Cabaleiro solo se queja del incremento en los últimos tiempos de los costes de producción, sobre todo los de la luz y el gasoil, que son los que más afectan a su negocio.

"De luz estamos pagando máis do dobre do que pagabamos normalmente", lamenta.

Comentarios