lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

Toda la tripulación de un pesquero burelés da positivo y queda confinada

Puerto de Burela. J.M ÁLVEZ
Puerto de Burela. J.M ÁLVEZ
Los 16 marineros del Adviento I se contagiaron, en principio, de un solo compañero. A diferencia del caso de Celeiro, ninguno está grave

Los tripulantes del pesquero burelés Adviento I, que está amarrado en dicha localidad y que estaban a la espera de conocer los resultados de las pruebas PCR que les practicaron, se encuentran confinados en su totalidad ya que los dieciséis que conforman dicha tripulación dieron positivo por covid- 19.

Se trata del cuarto caso que se da en la comarca mariñana de barcos con problemas, el segundo de la segunda ola de esta pandemia. El primero de esta ola fue la semana pasada en la localidad de Celeiro, en Viveiro, aunque con notables diferencias con respecto a este. Mientras que en el caso de Celeiro una persona resultó muerta y actualmente todavía hay varios hospitalizados, en el caso del barco de Burela ninguno de los marineros se encuentra grave, al menos por el momento.

Según las indicaciones al respecto, el contagio pudo venir de un único tripulante que fue el primero que comenzó a mostrar síntomas de la enfermedad.

Posteriormente, conforme fue avanzando la marea en la que se encontraban trabajando, otros fueron mostrando síntomas en distinta medida y también hay muchos otros que a día de hoy siguen asintomáticos, aunque como mostraron las pruebas que les practicaron, todos ellos están infectados con el virus.

Los brotes surgidos en los barcos de pesca preocupan a las autoridades sanitarias por la facilidad que tienen para propagarse sin freno

Esta situación en un barco no es extraña debido a las condiciones en las que suelen trabajar los marineros, con poco espacio para moverse y en un entorno como un pesquero, en el que es casi imposible mantener casi ninguna de las medidas de seguridad que se plantean habitualmente por parte de las autoridades sanitarias, como la distancia de seguridad.

Aunque sí que los marineros adoptan otras medidas de seguridad, el aislamiento para evitar contagios se antoja imposible de conseguir en ese entorno.

Los casos en embarcaciones pesqueras preocupan mucho a las autoridades sanitarias precisamente porque son entornos vulnerables en los que el virus se expande con facilidad.

En este momento, según pudo saber este diario, todos los marineros que residen bien en Burela, bien en otras localidades, se marcharon a sus casas para cumplir allí el confinamiento obligatorio que deben hacer.

TEMOR . El conocimiento de que la tripulación del Adviento I podía estar contagiada por el coronavirus, como finalmente sucedió, provocó un temor importante entre las distintas entidades vinculadas al mundo del mar en Burela, sobre todo a la vista de lo que había sucedido tan solo unos días en la localidad de Celeiro con otra embarcación parecida.

La gravedad de lo sucedido allí hizo que todo el mundo contuviese la respiración a la espera de lo que pudiera pasar, pero finalmente no se estaban dando las mismas circunstancias y los casos del Adviento I tomaron una deriva diferente de las de sus compañeros porque su origen era también muy distinto.

Toda la tripulación de un pesquero burelés da positivo y queda...
Comentarios