miércoles. 27.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.01.2021
El tiempo

Los tests de la discordia

Lara Balseiro, jugadora del Pescados Rubén FSF, realiza un test para detectar el covid. PRBFS
Lara Balseiro, jugadora del Pescados Rubén FSF, realiza un test para detectar el covid. PRBFS
Las jugadoras del Pescados Rubén FSF lamentan la falta de solidaridad del Móstoles por no pasar las pruebas del covid y critican su falta de respeto al darles la espalda al inicio del partido

El encuentro de la Primera División femenina de fútbol sala que disputó el sábado el Pescados Rubén Burela FSF sigue trayendo cola. La negativa de las jugadoras locales a pasar los tests del covid -no es obligatorio hasta el día 15 de este mes- hizo que las burelesas dejaran pasar un minuto antes de poner el balón en juego como señal de protesta, e incluso jugaron todo el partido con mascarilla, algo que su rival no hizo.

A las jugadoras mariñanas les sentó especialmente mal la reacción del Móstoles FSF cuando decidieron esperar para poner el balón en juego, ya que las jugadoras locales se dieron la vuelta esperando de espaldas a que comenzase el partido. "A modo de protesta decidimos no jugar el primer minuto, pero nuestra sorpresa es que el equipo rival nos dio la espalda. Cada uno queda retratado con sus propias acciones. Al final son estas cosas las que te definen como persona", señaló Lara Balseiro,

La jugadora del equipo naranja se mostró "orgullosa" de lo que hizo su equipo, apartando la cuestión deportiva de las dificultades de jugar con mascarilla y anteponiendo la salud. "Jugamos con máscaras de FFP2 para protegernos a nosotras y a la gente que nos rodea. Sabíamos que nos íbamos a enfrentar a una situación complicada, pero estábamos convencidas de como hacerlo. Estoy orgullosa de mi equipo y de nuestros actos", sentenció.

PEQUE. También la gran estrella del equipo burelés, Peque, se mostró muy activa en las redes sociales después de lo sucedido el sábado y calificó como "posiblemente la mayor falta de respeto que he sufrido en mis 18 años jugando en la Primera División", refiriéndose a la sensación que tuvo cuando las jugadoras del Móstoles se giraron ante la protesta de las burelesas por negarse a hacer los tests.

La ala del Pescados Rubén FSF también lamentó otras situaciones vividas el sábado, como la falta de público, que era más que dudosa, según Peque. "Si eso se puede llamar partido a puerta cerrada, basta ver la imagen de la grada", señaló.

La asociación de jugadorasm a favor de las burelesas

La presidenta de la asociación de jugadoras femeninas de fútbol sala, Natalia Orive, respaldó la actuación de las jugadoras del Pescados Rubén FSF de jugar el pasado sábado con la mascarilla y criticó la actitud del conjunto mostoleño.

Decisión inaceptable
"Tras intentar mediar previamente y habiendo tests a disposición nos parece inaceptable no hacerlos dada la situación que estamos viviendo. Debemos protegernos, la salud no es negociable", señaló Orive. "Que compañeras y clubes no secunden esto es algo que nunca pude imaginar", concluyó.

Los tests de la discordia
Comentarios