sábado. 11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo

Solo uno de los positivos de A Mariña está ingresado en planta en el hospital

Hospital da Mariña, en Burela.JMª ÁLVEZ
Hospital da Mariña, en Burela.JMª ÁLVEZ
El resto están aislados en sus domicilios y bajo seguimiento telefónico. El primer coronavirus de la provincia, con residencia en Foz, ya está en su casa al haber sido dado de alta en el Hula

La comarca de A Mariña contabilizaba este miércoles seis casos positivos por coronavirus, una cifra que la directora del hospital comarcal, María José Cortés, considera baja por población y en relación con las registradas en otras comunidades autónomas. Todos son importados, con contacto identificado y sin circulación dentro de la comunidad mariñana, según esta responsable. Solo uno de ellos está en planta al presentar otras patologías. Se trataría de un hombre de Viveiro, de 70 años, al que contagió su hija que vino a visitarlo desde Madrid el fin de semana.

El resto de afectados realizan aislamiento domiciliario y se encuentran bajo supervisión médica, como ocurre con una enfermera que reside en Xove. La mayoría de los cuadros son leves, sin apenas malestar y cuyos síntomas peorespasan en dos o tres días, según la directora.

Los pacientes asignados al Punto de Atención Continuada (PAC) de Burela contarán con un acceso diferenciado por la entrada de Rehabilitación. Además, al preverse un aumento de los casos por dolencias respiratorias adaptan el servicio de Urgencias con separación de espacios.

Cortés confía en que las medidas del estado de alarma "sirvan para que o número de pacientes graves sexa o menor posible, que se free a cadea de transmisión. Penso que as medidas de bloqueo social vanse notar".

ALTA. Por otro lado, el primer lucense afectado por coronavirus, vecino de Foz, recibió ayer el alta tras permanecer en aislamiento en el Hula de Lugo durante diez días. Seguirá su confinamiento en casa, junto a su mujer que también está aislada al dar positivo, aunque no presenta síntomas.

En Lugo recibió tratamiento de la neumonía que sufrió. "Pese a que me siento bien estaré aislado y controlado por teléfono por si volviese a tener algún episodio de fiebre o alguna complicación". El traslado se produjo ayer aislado en un vehículo sanitario.

MEDIOS. "Es una liberación, ya que en casa podré estar con mi mujer y entretenerme más que en el hospital", explica. El vecino de Foz reconoce que se emocionó al despedirse de las enfermeras y del personal que le atendió "por el gran trato que me dispensaron. Ojalá les lleguen pronto medios de protección suficientes, porque ya escasean, para que sigan haciendo ese gran trabajo".

Solo uno de los positivos de A Mariña está ingresado en planta en...
Comentarios