sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

Solicitan que cumpla 11 meses por agredir a 4 empleados del Sergas

Hospital Público da Mariña. EP
Hospital Público da Mariña. EP
La Fiscalía le achaca delitos de atentado y lesiones leves por las que deberá indemnizar a una celadora del hospital mariñano con 300 euros

El ministerio fiscal solicita once meses de prisión e igual tiempo de inhabilitación para sufragio pasivo, así como las costas, para una mujer por un delito de atentado y otro leve de lesiones tras agredir a cuatro trabajadores del Sergas en el Hospital da Mariña, ubicado en Burela. Solo una celadora reclama y el fiscal propone que la indemnice con 300 euros por las lesiones que sufrió. En este caso concurre la eximente incompleta por la enfermedad que sufre la acusada.

La mujer ingresó en el hospital el 28 de junio de 2017 para una operación quirúrgica programada para el día siguiente. Sin razón aparente, la acusada empezó a discutir con el personal sanitario, insultando a varios de ellos y profiriendo grandes gritos, por lo que se avisó al vigilante de seguridad del complejo hospitalario para que acudiese a la habitación donde se encontraba la misma.

La acusada intentaba agredir al personal con sus muletas cuando este se personó, por lo que se vio obligado a intentar arrebatarle dichos aparatos ortopédicos, resultando él mismo golpeado por la mujer, que le causó lesiones de carácter leve por las que no formula reclamación.

OTRO ATAQUE. Desde el centro hospitalario tramitaron una alta voluntaria a la mujer, dado que insistía en que quería abandonar el hospital, localizando una silla de ruedas para poder acompañarla hasta el exterior. Sin embargo, la acusada seguía completamente fuera de sí, por lo que tomaron la decisión de llevarla a Urgencias por si fuese necesaria una valoración psiquiátrica. Al oír esto cuando estaban ya en el vestíbulo, la mujer golpeó con grandes patadas desde la silla de ruedas a una celadora, una enfermera y una traumatóloga. Dicho ataque ocasionó lesiones únicamente a la primera, que sufrió una espondilitis en el brazo izquierdo, para cuya sanidad precisó 20 días no impeditivos de curación, por los que reclama.

La acusada está diagnosticada de retraso mental leve y psicosis injertada, con episodios de alteración de conducta, lo que le dificulta el control de sus impulsos. En el momento en que ocurrieron estos hechos la acusada presentaba afectadas sus capacidades intelectivas y volitivas, según indica el escrito del ministerio fiscal.

Solicitan que cumpla 11 meses por agredir a 4 empleados del Sergas
Comentarios