miércoles. 18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo

Los socorristas creen que son precisos desde junio a septiembre

Burela tiene bien señalizado su servicio de socorrismo en A Marosa. D.V.
Burela tiene bien señalizado su servicio de socorrismo en A Marosa. D.V.
En la mayoría de concellos, el servicio finalizó el 31 de agosto. Los de Foz acaban este domingo y este sábado rescataron a un bañista con problemas en Peizás 

La mayoría de playas mariñanas se encuentran ya sin servicio de socorrismo desde el 31 de agosto, salvo los arenales de Ribadeo y Foz. En el primer caso, los socorristas estarán hasta mediados de la semana que entra, mientras que en el focense, aunque con contrato hasta el 15, su última jornada sobre la arena será este domingo, ya que luego disfrutarán de vacaciones. En Burela alargaron el servicio hasta el 3, pero en este caso porque su contrato era de dos meses y comenzaba el 4 de julio.

La ausencia de socorristas en las playas contrasta con las previsiones que ofrecen hosteleros y concejales de turismo, que avanzan una primera quincena de septiembre con muchos veraneantes en A Mariña. "Cando imos aos congresos internacionais de socorrismo, todos os políticos comparten as reclamacións e din que van poñer os medios dispoñibles para mellorar a seguridade nas praias, pero cada ano atopámonos cos mesmos problemas e con que a cifra de mortos por afogamentos en España crece", censura Javier Díaz, 'Trosky', coordinador del servicio de socorrismo de Barreiros.

Trosky considera que la falta de socorristas ofrece una imagen negativa de la costa mariñana. "Vendemos a moto do turismo, pero non a da seguridade, que é importantísima tamén. Non podemos querer cada vez máis turistas e visitantes, pero logo non ter socorristas nas praias", critica.

Fue algo que se comprobó este mismo sábado en el arenal focense de Peizás, donde los socorristas sacaron del agua a un bañista con problemas por la corriente.

Para Trosky lo óptimo sería que, al menos, haya servicio de socorrismo entre el 15 de junio y el 15 de septiembre. "En xuño empeza a haber máis xente cando acaban os colexios. En Barreiros, hai anos, xa se cubría todo ese tempo, aínda que en setembro só con oito persoa, pero dábase unha resposta", recuerda.

Mario Folgueira, el coordinador de la playa focense de A Rapadoira comparte la opinión de Trosky. "Non vexo correcto empezar en xullo, que é o que se fixo nestes últimos anos. Pensando sobre todo na seguridade dos bañistas, é mellor que esteamos un mínimo de tres meses, pero non se actúa ata que pasa algo grave, manifiesta.

"Non podemos querer cada vez máis turistas e visitantes, pero logo non ter socorristas nas praias"

MEJOR SERVICIO. En Foz este año han contado con doce socorristas. "Saíron doce prazas e éramos doce socorristas xustos na selección, pero o ideal é que foran máis, aínda que este ano creo que o Concello tivo que asumir todo o gasto. Se fóramos un par máis, xunto á axuda da xente de Protección Civil, estaríamos máis tranquilos e poderíase dar un servizo máis axeitado, porque Foz ten unha moita costa e no verán hai moitos bañistas. Así e todo, creo que arranxamos ben todo o verán", explica.

Barreiros finalmente contrató estos meses de julio y agosto a 15 socorristas, muy lejos de los 32 con los que llegó a contar hace años. "Para poder cubrir ben todas as praias farían falta un mínimo de 24 socorristas, polo que algunhas emblemáticas como as de Arealonga ou As Pasadas estiveron toda a campaña de verán sen socorristas", recalca Trosky.

Arenales como los de Barreiros, en las que durante los fines de semana de septiembre se pueden reunir muchos bañistas si el tiempo acompaña, pueden convertirse en auténticas ratoneras para aquellos que desconocen cómo son las corrientes y los peligros que entrañan las playas que se encuentran en zonas de mar abierto.

RESCATES CIUDADANOS. De hecho, esta misma semana tres bañistas que se encontraban en problemas en Coto, en el propio concello de Barreiros, fueron rescatados por otros usuarios de la playa. "Se non fora polos outros bañistas e porque se deixan flotadores e un aro salvavidas con 150 metros de corda en todas as praias, ao mellor estábamos lamentando tres desgracias", advierte.

Además, estas medidas de previsión a veces se ven condicionadas por actos incívicos: "Xa nos temos atopado con desalmados que nos rouban os aros para adornar o xardín da súa casa. E dígoo con coñecemento de causa porque antes estaba gravado o nome do concello e xa fun buscar algún".

A pesar de todos los problemas en cuanto a personal de esta campaña, Trosky se felicita de que "chegamos ao 31 de agosto, cando se pechou para nós a campaña de verán, sen ter que lamentar ningunha incidencia grave", señala.

Los socorristas creen que son precisos desde junio a septiembre
Comentarios