La Semana Santa dos Nenos, viernes y sábado, estrena el paso de La Cena

Las procesiones infantiles de Viveiro organizadas por los vecinos de Campo de Urraca
reúnen a unos 200 niños que saldrán, si el tiempo lo permite, ambos días a las seis de la tarde
undefined
photo_camera Participantes en una edición anterior de la Semana Santa dos Nenos. ÁLVEZ

La tradición de décadas de los vecinos de Campo de Urraca de organizar la Semana Santa dos Nenos no solo se mantiene firme, sino que crece este año con la incorporación de un nuevo paso, el de La Cena, que podrá verse en las procesiones que saldrán este viernes y el sábado a las seis de la tarde con más de 200 niños en cada una y que replican con todo detalle los desfiles de los mayores.

Las procesiones saldrán, si el tiempo lo permite -este viernes se prevé la entrada de una borrasca- con el nuevo paso que es obra de José Luis Rivera, "un dos pais que empezou con isto e que o fai con todo o cariño para que os novos sigan coa tradición da Semana Santa dos Nenos", comenta Beatriz Rego, una de las integrantes de la nueva generación de organizadores.

Junto al paso desfilarán otros doce que ya tenían y que representan de forma cronológica la Pasión: La Borriquita, La Oración del Huerto, El Prendimiento -este propiedad de otros vecinos que colaboran- el Cristo de la Columna, el Nazareno, el San Juan, la Verónica, la virgen Dolorosa -que el sábado, con vestimenta distinta, sale como virgen de la Soledad-, la Esperanza y el Resucitado.

Como llevadores participan unos 70 niños, pero la comitiva es mucho más amplia al sumar las mantillas, los acólitos, los atributos o los estandartes, además de las bandas de tambores, tanto una propia de niños del barrio como los músicos más jóvenes de las bandas de los mayores.

El recorrido del viernes va por Juan Donapetry, Avenida de Cervantes, Margarita Pardo de Cela, Praza Maior -donde los niños levantan los pasos-, Pastor Díaz, Almirante Chicarro, Avenida de Lourdes e Irmáns Vilar Ponte, para regresar al punto de salida, mientras que el sábado hay un cambio al inicio y en vez de bajar por la Avenida de Cervantes se adentran en el casco por Vilar Ponte, Luis Trelles y Díaz Freijo, para seguir desde Margarita Pardo de Cela el recorrido del día anterior.

En caso de lluvia los desfiles se cancelan, aunque mantendrían la merienda prevista para el final. Los organizadores, que agradecen la colaboración del Concello, llevan dos semanas con los preparativos para el montaje de los pasos y la puesta a punto de las vestimentas y trasladan su satisfacción por la continuidad de la tradición. "Os nenos víveno moito, eles mesmos piden levar os pasos que levaban os seus pais ou avós", reseña.

Comentarios