miércoles. 05.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 05.08.2020
El tiempo

Sanidade intensifica los rastreos en A Mariña y los casos pasan ya de 60

Un paciente y un sanitario, en el hospital de Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Un paciente y un sanitario, en el hospital de Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Feijóo situó el origen "en dous ou tres bares" bureleses, ya cerrados, en los que "todos os camareiros estaban infectados" 

Sanidade ha intensificado los rastreos de contactos en el brote de Covid-19 de A Mariña, que este jueves superó ya los 60 positivos. Aunque afecta a varios concellos, se cree que el origen se encuentra en Burela, que es el municipio donde se contabilizan más casos. En el balance de este viernes, el Sergas cifraba en 12 los nuevos contagios asociados al brote de A Mariña en las últimas 24 horas. En la provincia los casos ya llegan a 77, trece más que el juves.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, situó el brote concretamente en "dous ou tres bares da zona do porto de Burela". Explicó que no se trataba de "un problema xeneralizado" en la comarca sino de esos establecimientos, ahora cerrados, que tenían "os camareiros case todos infectados".

También admitió que el Sergas se había encontrado con dificultades para someter a pruebas a personas que habían mantenido un contacto estrecho con algún caso positivo. Explicó que, durante el rastreo, algunos negaban haber estado con el paciente ya diagnosticado, aunque este les había identificado como contacto y pidió la colaboración de todos porque la identificación y aislamiento de posibles casos es clave para detener la transmisión del virus. "O Covid-19 é unha enfermidade de declaración obligatoria, igual que unha tuberculose. Ninguén pode ocultar o virus ou que foi persoa de contacto con outra que si o ten", destacó.

Son al menos tres los casos diagnosticados en Lugo, una mujer que se contagió en Burela y que permanece aislada y dos niños

La mayoría de los infectados en el brote de A Mariña son pacientes asintomáticos o con síntomas muy leves y se encuentran aislados en sus domicilios, recibiendo seguimiento médico a distancia. Solo dos permanecen ingresados en el hospital de Burela. Uno es un hombre de 71 años que fue hospitalizado el día 23 de junio, el mismo en el que se declaró el primer caso y otra es una mujer, que ingresó por otro motivo y a la que se le hizo la PCR cuando un positivo la identificó como uno de sus contactos.

También hay un caso de este brote localizado en Lugo, el de una mujer amiga de una paciente diagnosticada en Burela, a la que visitó recientemente. Está confinada en su casa, con su madre. Además, dos niños están contagiados en la capital lucense.

Aunque los diagnosticados rondan los sesenta, el brote ha supuesto que, en total, cerca de 600 personas deban permanecer en sus casas, ya que el aislamiento se prescribe tanto a los casos positivos como a aquellos contactos estrechos que dan negativo en la prueba. El objetivo es que, si después desarrollan síntomas de la enfermedad y dan positivo, ya estén manteniendo una cuarentena, sin posibilidad de contagiar el virus a otras personas.

DESCONFINAMIENTO. Como la cuarentena de 14 días empieza a contar en el momento de inicio de síntomas, y no en el momento del diagnóstico, hay ya pacientes del brote que acabaron este jueves su confinamiento y pueden volver a hacer una vida normal. Se trata de una quincena de mariñanos.

Al margen de los afectados por este grupo de casos de Covid-19, también se han hecho pruebas a todos los usuarios de residencias de mayores de la comarca mariñana. El segundo cribado general para los residentes comenzó pocos días antes de que se declarase el brote y continuó con normalidad. Según destacó este jueves el presidente de la Xunta en su intervención se hicieron un total de 1.068 PCRs y todas resultaron negativas. "Están todas limpas", aseguró.

Entre las medidas tomadas ante la declaración de este brote, la Xunta decidió que en todo el distrito sanitario de A Mariña —que se corresponde con la comarca administrativa a excepción del ayuntamiento de A Pontenova— se demorase la posibilidad de abrir locales de ocio nocturno, como pubs y discotecas y de celebrar verbenas o ferias. Esto sí se puede hacer en el resto de Galicia desde el pasado miércoles y a ello se refirió también ayer Feijóo. "Sabemos de onde veu o brote, por iso pedimos prudencia no ámbito do lecer, moi especialmente desde que se autorizou a reapertura de discotecas", explicó, al tiempo que recordaba que "a posibilidade de máis brotes é real".

El virus llega de rebote a Ribadeo
El salto a Asturias del brote originó este jueves cierta polémica política y, al mismo tiempo, hizo que el virus llegase oficialmente a la localidad de Ribadeo, que hasta el momento había conseguido mantenerse al margen de esta problemática. Sin embargo la mujer de Asturias cuyo positivo está ya confirmado es una trabajadora de un supermercado ribadense y también residente en este municipio, aunque con tarjeta sanitaria de Asturias, por lo que fue atendida en el centro de salud de la localidad asturiana de Vegadeo.

NUEVO RASTREO. Esto provocó, como con todos los positivos, el inicio de un nuevo rastreo de contactos y una serie de confinamientos todavía por confirmarse a la espera de cómo evolucione la investigación epidemiológica en el entorno de esta persona. Por el momento, ya está confirmado que el Servicio de Vigilancia Epidemiológica de Asturias realizará el seguimiento de siete contactos estrechos de la mujer localizados en la parte asturiana, aunque el rastreo de contactos se hará también en Ribadeo.

Sanidade intensifica los rastreos en A Mariña y los casos pasan ya...