Miércoles. 22.08.2018 |
El tiempo
Miércoles. 22.08.2018
El tiempo

San Cibrao empieza a percibir los cantos de A Maruxaina

Los maruxainos llenarán San Cibrao desde primera hora ataviados con el tradicional atuendo marinero. J. M. ÁLVEZ (AMA)
Los maruxainos llenarán San Cibrao desde primera hora ataviados con el tradicional atuendo marinero. J. M. ÁLVEZ (AMA)

La fiesta más icónica y multitudinaria de la tranquila villa mariñana arranca la tarde del viernes tarde con la mente puesta en el juicio popular del sábado, que volverá a decidir si esta legendaria sirena es inocente o culpable

LOS CANTOS de sirena cada vez son más enérgicos en San Cibrao. Se acerca A Maruxaina, una sirena legendaria que para unos era salvadora, porque evitaba que los barcos acabasen chocando con los islotes de Os Farallóns, y para otros una arpía, ya que atraía a los marineros hacia una muerte segura.

Sea como fuere, los vecinos de la tranquila villa sancibrense cuentan las horas para que dé comienzo su fiesta más icónica y multitudinaria. Aunque el juicio a la sirena, acto en torno al que gira esta fiesta, todavía no será hasta la medianoche del sábado, el viernes ya comienza el programa oficial con el chupinazo a las siete de la tarde, que servirá de reclamo para que los maruxainos se concentren en la Prazoleta y llenen el "bandullo" con una degustación de empanadas gallegas y bollos preñados.

Con el estómago en condiciones, a las nueve de la noche será el momento en el que la Asociación Amigos da Maruxaina desvele quién es la Maruxaina o el Maruxaino de Honra de este año.

EL GRAN DÍA. El sábado será el gran día para los maruxainos, que llenarán San Cibrao ataviados con el tradicional atuendo marinero, compuesto de camisa o camiseta blanca y falda negra, ellas, y pantalón azul, ellos, junto a la imprescindible pañoleta al cuello.

Las actividades comenzarán tras el chupinazo de las once de la mañana, con un taller de cestería, pasacalles por la villa y un fotomatón maruxaino.

La playa de O Torno se convertirá en el epicentro a partir de las siete de la tarde con los Xogos Maruxainos, que darán paso a las once de la noche al desembarco de la sirena y al gran juicio popular de medianoche. Exculpada o condenada la Maruxaina, la fiesta terminará con una gran quiemada popular y verbena.

San Cibrao empieza a percibir los cantos de A Maruxaina