lunes. 06.07.2020 |
El tiempo
lunes. 06.07.2020
El tiempo

El río Eo es una bomba de relojería

Estado de una de las barandillas del puente de O Cairo, con numerosos baches en el baches en el firme. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Estado de una de las barandillas del puente de O Cairo, con numerosos baches en el baches en el firme. JOSÉ Mª ÁLVEZ
El río Eo alberga cauce arriba varios peligros potenciales de diverso tipo. La maleza se acumula de tal modo que el alcalde de A Pontenova, Daío Campos, advierte de que puede hacer un tapón que, cuando reviente, cause una riada imparable. Esa riada podría llevarse por delante el puente de O Cairo, totalmente destrozado

LOS RIBEREÑOS del Eo lo saben muy bien, el río es ahora mismo un peligro en potencia en caso de que lleguen lluvias torrenciales o incluso ni tan siquiera eso, simplemente una prolongación del periodo de lluvias vivido en noviembre puede ocasionar un auténtico desastre. La maleza y la madera se acumulan por toneladas en varios recodos del río en los términos municipales tanto de A Pontenova como de San Tirso y, en menor medida, de Trabada. Es algo que está documentado fotográficamente y eso indigna al alcalde de A Pontenova, el socialista Darío Campos, que dice no comprender cómo es posible que ni Augas de Galicia ni la Confederación Hidrográfica del Cantábrico hagan nada al respecto "porque todos estamos vindo vir unha desgracia, e logo a ver quen ten a culpa, coma sempre".

La maleza acumulada no es el único peligro que acecha a los cientos de vecinos que viven en entornos riberereños o bien son usuarios de infraestructuras que atraviesan el río.

El alcalde de A Pontenova se queja de que no les dejen limpiar o lo hagan en zonas tan pequeñas que luego no tienen efectos prácticos

El puente de O Cairo, entre A Pontenova y San Tirso, lanza un mensaje de alerta roja reconocible con tan solo mirarlo sin necesidad de tener ningún tipo de conocimiento de ingeniería debido a su escandoloso deterioro.

Su situación es tan mala que los vecinos de la zona, de localidades como la pontenovesa de Figueirúa o las santirseñas de Matela y Trasdacorda, que son los que más suelen utilizar esta infraestructura, ven como cada día la degradación es mayor, no solo en las barandillas, que presentan un aspecto lamentable sino en el firme, con socavones que las últimas lluvias acentuaron considerablemente.

Las crecidas del río y sus consecuencias ya se dejaron sentir en más de una ocasión. Uno de los episodios más recientes fue la riada que se llevó el puente de Saldoiriña, en A Pontenova hace unos días. La zona ya acumulaba madera y maleza que hizo presión con el agua y acabó con el puente. El Eo está tan taponado en varias de sus zonas que es muy probable que se vuelva a repetir un suceso de esas características u otros con peores consecuencias. En 2010, la crecida fue importante y en núcleo de A Ferraría, perteneciente a la parroquia de Abres, perdió el puente que lo unía directamente con la N-640.

En circunstancias similares es cuando los puentes acusan la falta de mantenimiento, como es el caso del de O Cairo, en una situación si cabe más delicada al ser intercomunitario. Sin embargo, en estos momentos las dos administraciones locales -A Pontenova y San Tirso- comparten el mismo color político (ambas son socialistas) por lo que debería ser más sencillo acometer una reparación urgente que solvente la falta de mantenimiento que sufre desde hace años.

No es el único, hay otros modestos en el río que los vecinos vienen advirtiendo desde hace tiempo de que ya no son fiables y de que es necesario hacer intervenciones urgentes.

Pero el problema que más llama la atención es el de la maleza acumulada. Darío Campos dice no acertar a comprenderlo: "Falamos varias veces con Augas de Galicia ou coa Confederación e non hai maneira". Comenta que lo único que consiguen es permisos "para facer limpias en zonas moi concretas, nuns poucos metros e que, polo tanto, non serven para nada".

Además añade que eso es "cando nos dan permiso, porque non sempre nolo conceden e en todo caso non soluciona nada, porque son permisos para traballar nunha zona pequenísima do río, así que non vale para nada".

Campos explica que suele recorrer habitualmente el río. Lo hace a menudo con el presidente del Centro de Iniciativas Turísticas de A Pontenova (CIT), Francisco Rois, un gran conocedor del cauce del Eo. Ahora mismo, explica, "temos localizadas varias zonas nas que hai varias toneladas de madeira apiladas e facendo tapón no río" y añade que la situación "é perigosísima, pero realmente non podemos facer nada".

El mandatario pontenovés explica gráficamente que "poderíamos ir alí con camións e habería varias toneladas de madeira para recoller, pero alí están, e non podemos quitalas".

AVISOS.Tanto Augas de Galicia como la CHC son conocedoras de esta situación que el regidor indica que ya expuso en distintas ocasiones como también hicieron desde el CIT de A Pontenova.

Ambos coinciden en un diagnóstico sencillo de lo que puede pasar: "Se o río colle moito caudal, como pode pasar ou como aconteceu estes días atrás, e se forma un tapón con todo o que hai, vai facer unha presa e entón a ver que pasa, porque pode haber unha desgracia importante".

A ello añaden otro efecto secundario: "Co río tan sucio, alí non cría nada. Xa practicamente quedamos sen salmóns e estamos a quedar sen troitas, e aínda que hai varias causas, a suciedade é unha das que explica esta situación".

El río Eo es una bomba de relojería
Comentarios