Richard Lage: "En el Seminario le cortaba el pelo a mis compañeros con las tijeras carioca"

Este peluquero viveirense recogerá esta semana un premio en Madrid por su trayectoria en estilismo y creación de imágen
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
photo_camera Richard Lage trabajando en su peluquería de Viveiro. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Nací en Viveiro en septiembre de 1989. Soy estilista y peluquero, y este jueves recibo un premio en Madrid por mi trayectoria en estilismo y creación de imagen. Desde pequeño tenía claro que quería ser peluquero. He trabajado en A Coruña y en Madrid, en los mejores salones de España.

¿Cuándo se dio cuenta de que quería ser peluquero?
Desde pequeño. Mi madre me enseñó a hacer trenzas a una muñeca y hacía trenzas a todo el mundo. Ahora las odio.

¿Dónde estudió?
La infancia la pasé en Viveiro, luego estudie en el Seminario de Mondoñedo, pero no iba para cura, ¡¡ehh!!. Y más tarde estudié peluquería en la academia Revlon, en A Coruña.

¿Qué le decían los compañeros en el Seminario?
No les extrañaba. De hecho, les cortaba el pelo con las tijeras carioca en los baños. Siempre me gustó, tenía claro lo que quería estudiar.

¿Le apoyaron sus padres?
Sí, siempre me han apoyado. A ver, preferían que hubiese hecho una carrera, pero sabían que era mi pasión, y cuando dije que quería estudiar peluquería me dijeron que me informase cuál era el mejor sitio y me fui a la academia Revlon.

Mis padres hubieran preferido que estudiara una carrera, pero sabían que esto era mi pasión

En esta academia conocería a gente con sus mismas inquietudes y gustos, ¿no?
Sí, conocí a mucha gente. Una de mis mejores amigas fue mi profesora allí, Lara, y hoy tiene su salón en A Coruña, Lara García Salón.

¿Cuál fue su primer trabajo?
Fue con 15 años, con Lucía Ferro, en Covas, en Sempre Bela. Allí empecé a lavar cabezas y aplicar colores durante dos años. Luego, cuando estuve en A Coruña estudiando, trabajé tres años en Azzul i’Omo.

¿Siguió en A Coruña una vez terminó de estudiar?
No, me largué para Madrid. Estuve trabajando allí en el ABC Serrano, en el Club Deportivo Reebook que pertenecía a Carlos Sainz. También estuve en Juan Por Dios, una de las peluquerías más famosas de España. Fui encargado del salón durante tres años. 

¡Vaya trayectoria!
Lo dejé porque me fui a trabajar a una serie para una plataforma de televisión llevando la dirección de peluquería, pero la serie está en stand by por diversos problemas  y eso me pilló cuando estaba de vacaciones en Viveiro. 

Y decidió quedarse.
Así es, decidí quedarme con mi familia y montar un salón, Richard X Favor, que me va de maravilla. 

¿Le costó volver a Viveiro?
Muchísimo. Tuve que desactivar mis redes sociales para no ver lo que me estaba perdiendo, porque yo en Madrid llevaba una vida de faranduleo potente, con fiestas casi todos los días y, de repente, me vi en Viveiro.

Al volver a Viveiro tuve que desactivar mis redes sociales para no ver lo que me estaba perdiendo en Madrid

¿Y tiene más proyectos?
Trabajo con uno chicos de Lugo que llevamos una marca, Kumieternalbeauty, y donde soy el técnico de I+D y el director creativo de la marca. Y fuimos a hacer una presentación a Madrid, donde conocí a Moncho Moreno, y la tercera semana de cada mes voy a su peluquería a Madrid para atender a mis clientas de allí.

Y en VIveiro, ¿qué tipo de clientela tiene?
Tengo gente de aquí, pero viene gente de A Coruña, Lugo, Navia, Carballo, de toda A Mariña lucense...

Comentarios