Ribadeo es referente esta Navidad con la pista de hielo

Permanecerá abierta hasta el 7 de enero, al igual que el Ribaxogo
Responsables del Concello y de Acisa, ayer en la inauguración de la pista de hielo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera Responsables del Concello y de Acisa, el domingo en la inauguración de la pista de hielo. JOSÉ Mª ÁLVEZ

La localidad de Ribadeo se convierte en referente esta Navidad por la recuperación de la pista de hielo, que atrae a vecinos de muchos otros municipios. En esta ocasión está instalada en el aparcamiento de la avenida Rosalía de Castro, donde permanecerá hasta el 7 de enero al igual que el Ribaxogo, con distintos juegos para los más pequeños. A la inauguración de ambas carpas acudieron el domingo el grupo de gobierno y directivos de Acisa.

Desde el Concello recuerdan que la entrada a la pista de patinaje cuesta cinco euros, aunque serán tres con los tiques descuento que ofrecen el comercio y la hostelería locales. Se trata de una instalación apta para todos los públicos y el único requisito es llevar guantes. En el caso del Ribaxogo, el coste de las atracciones es de un euro.

El horario de apertura de las dos instalaciones este mes es por la tarde, de cuatro y media a nueve, mientras que del 2 al 7 de enero abrirá también por las mañanas de doce a dos. Los días 24 de diciembre y 1 de enero las carpas estarán cerradas.

VANDALISMO. Por otro lado, Acisa denunció el acto vandálico que sufrió el photocall navideño de la calle Rodríguez Murias "24 horas después de su inauguración".

Los hechos sucedieron en la madrugada del domingo y la dirección ya denunció ante las fuerzas de seguridad para que se investigue la autoría de este "lamentable" suceso, en que los elementos decorativos fueron arrancados.

La presidenta, Carmen Cruzado, lamenta que "las cajas de regalo recibieron el mismo trato que otras veces les dan a papeleras, contenedores o cualquier otra cosa que encuentran a su paso. Estamos ante individuos maleducados, irrespetuosos e intransigentes de los que no cabe esperar mucho", dice, al tiempo que reclama respeto hacia el tejido empresarial ribadense.

El gerente, Jesús Pérez, detalla que "los elementos decorativos fueron golpeados, desconectados del alumbrado con el consiguiente riesgo que eso supone para las personas, e incluso trasladados a la avenida Calvo Sotelo".

Comentarios