¿Quién puede aspirar a Alcoa?

La empresa podría sondear a algunos de los grupos que se interesaron en su día por la fábrica de Aluminio
undefined
photo_camera Complejo industrial de Alcoa en A Mariña. ÁLVEZ

Alcoa vuelve a poner sobre la mesa una posible venta de la fábrica de San Cibrao al informar del inicio de "contactos con potenciales compradores fiables" de las instalaciones, que por el momento presenta como un simple sondeo y sin dar ningún nombre. No es la primera vez que la multinacional americana negocia una operación de este tipo y es posible que entre estos nuevos contactos figuren algunos de los pretendientes que tuvo la fábrica de Aluminio en su día. Además podría entrar en la transacción también la planta de Alúmina, sobre la que Alcoa está cerrando un proceso para hacerse con su titularidad completa ya que hasta ahora era al 40% de la australiana Alumina Limited.

En verano de 2020 -tras haber presentado a finales de mayo el Ere que acabó tumbando la Justicia- Alcoa accedió a negociar la venta de Aluminio al grupo británico Liberty House, que ya se había interesado antes por las fábricas de A Coruña y Avilés. Las conversaciones no llegaron a buen puerto al considerar Alcoa inasumibles algunas demandas en cuanto a cantidades económicas y a derechos sobre la planta de Alúmina, como un contrato de suministro ventajoso a veinte años.

En el último momento de la negociación la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) entró en juego para hacerse con la fábrica mariñana para después pasársela a Liberty, pero Alcoa rechazó esta venta aludiendo también a "demandas no razonables" de la sociedad estatal.

En enero de 2021 -después de que el TSXG declarase nulo el Ere por mala fe de la empresa en las negociaciones- Alcoa anunciaba su disposición a explorar una venta a través de la Sepi y en el mes de junio trascendían los nombres de los seis grupos industriales que se habían puesto en contacto con el Gobierno para interesarse por la fábrica, entre ellos Liberty House con su nueva denominación, Alvance, filial para el aluminio del grupo GFG, que desde entonces atravesó dificultades por la quiebra de su principal financiador y tuvo que deshacerse de activos como la fábrica de Dunkerke en Francia, la de mayor producción de aluminio en Europa.

Otro grupo de los mejor posicionados era Atlas Holdings, que el año pasado vendió a Jupiter Aluminum Corporation el conglomerado de Aludium con las fábricas de laminados que habían sido propiedad de Alcoa en Amorebieta y Alicante. Estos centros de trabajo, clientes de San Cibrao, soportaron Ertes estos años.

La vasca Sidenor, especializada en la producción de aceros largos industriales, ya se había interesado por Avilés y lo hizo después por San Cibrao. Ahora se perfila como socio de Celsa y acaba de plantear un Erte para 467 personas en dos de sus fábricas en Guipuzcoa y Cantabria.

Trafigura, un gigante internacional dedicado a la comercialización de productos petroleros, metales y minerales, es una de las firmas más solventes y también estaba en la lista de potenciales compradores en 2021, al igual que Metalcorp Group, otro comercializador de materias primas con central en Luxemburgo y que tenía división específica para el aluminio. La sexta interesada era la empresa holandesa Aldel, dedicada a la fabricación de aleaciones de aluminio. Estas dos últimas no llegaron a presentar ofertas.

Comentarios