miércoles. 03.03.2021 |
El tiempo
miércoles. 03.03.2021
El tiempo

Los puertos se quedan sin eucalipto al comprarlo todo Ence para sus parques

En el muelle de Burela solo han quedado restos de corteza de la madera que estaba acumulada. D.V
En el muelle de Burela solo han quedado restos de corteza de la madera que estaba acumulada. D.V.

La cotización de la celulosa se ha recuperado y la demanda de la madera almacenada y de nuevas cortas ha crecido, a pesar de que no alcanza el nivel de precios de hace tres años

No ha quedado ni un tronco de eucalipto en el puerto de Burela, lo que modifica sustancialmente la imagen que presentaba en días pasados. La recuperación del mercado de la celulosa está tirando del consumo de madera y la pastera enclavada en Navia asume las cortas y los acopios de este producto que los distintos rematantes habían realizado en las áreas portuarias. Ni en el espigón de embarque ni en la zona de depósito situada detrás de Absa ha quedado madera para embarcar hacia el País Vasco u otros destinos de Europa por parte de la empresa Estima Rei, de Portugal, que en meses anteriores la cargaba para su transformación en distintos países. 

"Ence recóllea. Chegou a un acordo de adquisición para mover ese eucalipto de exportación que estaba parado", señala un empresario del sector. Los precios de la celulosa, sin alcanzar aún los niveles de principios del pasado año, se han recuperado y estabilizado en un contexto de revalorización de las materias primas, aunque el eucalipto en el monte todavía no alcanza precios medios tan elevados como los que registró hace tres años. 

A ello se suma que el mercado de la madera del pino está funcionando con normalidad tras el parón sufrido durante las primeras oleadas de la pandemia de covid- 19. Industrias del tablero y los aserraderos han recuperado actividad normal, igual que ha sucedido con los fabricantes de pellets y biomasas. En Lourenzá, los últimos movimientos industriales favorecen las reformas y la ampliación del consumo de esta especie y, en general, las empresas dedicadas a la primera transformación de la madera trabajan a buen ritmo. 

Con más restricciones se encuentran las firmas de segunda transformación, debido al contexto económico pues el contract y la carpintería sigue muy limitado a las reformas de edificios. Por su parte, el sector del mueble se ha desacelerado, pese a las inversiones para mejorar el confort de las viviendas durante la pandemia, funciona en este momento a un ritmo más lento.

Menos cortas por los bajos precios 
Los bajos precios a que la compañía pague la madera motivan el descenso de las ventas. "Tamén hai lotes sen cortar nos montes porque os camións teñen dificultades de acceso no inverno", explica el silvicultor Ramón Reimunde, quien calcula que cada concello de A Mariña y del Ortegal tiene de media un millón de toneladas y que el Plan Forestal se aprobará sin un inventario. 

27 euros más Iva 
El precio al que se paga la tonelada de eucalipto globulus es de unos 30 euros, por el nitens abonan siete euros menos y al pelado le suman seis euros, lo que supone 33 sin Iva y unos 36 con él. Por contra, la tonelada de pasta de papel está a 752 dólares. La falta de madera provoca que Ence fijase para finales de este mes la parada técnica.

Los puertos se quedan sin eucalipto al comprarlo todo Ence para sus...
Comentarios