lunes. 16.09.2019 |
El tiempo
lunes. 16.09.2019
El tiempo

El PSOE recupera Foz ocho años después de la mano de Fran Cajoto

Fran Cajoto celebra la victoria con su equipo en la sede del PSOE. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Fran Cajoto celebra la victoria con su equipo en la sede del PSOE. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Alfredo Llano pierde la mayoría en Burela y Ana Ermida logra el cambio en Barreiros ► Jorge Val triunfa en Alfoz y el PSOE necesita pactar con el BNG en O Valadouro para gabernar

BURELA. En la rúa Trapero Pardo el domingo no se podían contener las sonrisas. Regresaba la euforia. Foz se vuelve a vestir de rojo después de ocho años de gobierno en minoría del PP. De la mano de Fran Cajoto, un desconocido hasta hace pocos meses, los socialistas recuperan uno de los concellos mariñanos más emblemáticos y casi logra tener las alcaldías en los cuatro concellos grandes. Pero Fernando Suárez es Fernando Suárez en Ribadeo.

En Foz, el run run estaba en la calle. Decían en los mentideros que el PSOE se estaba moviendo mucho esta campaña. "Están en todos lados", decían. Y al final, el trabajo ha dado sus frutos. Han logrado que un semidesconocido que trabajaba fuera en la empresa privada sea el más votado. Unos datos que echan por tierra aquello que se decía que para ser alcalde de Foz tenía que ser alguien conocido en el pueblo.

En Foz, además del descenso del PP, cuyo desgaste de ocho años ha asumido Javier Castiñeira, hay que destacar el varapalo de FPF, que hasta hace unos meses no sabían si iban a presentar candidatura. Lo hicieron, pero se les han escapado la mitad de los votos que lograron en el 2015. El BNG se mantiene.

En Burela, Alfredo Llano y el PSOE han perdido la mayoría absoluta. Los cuatro años de gobierno han desgastado al político de A Fonsagrada que ve como tendrán que entenderse con el BNG para intentar hacer un gobierno de coalición, o bien gobernar en minoría.

Aún así, Llano mantiene una plaza muy importante en la comarca, y suma a Foz y a Viveiro como bastiones del PSOE en la comarca.

El PP no ha logrado el resultado que quería. La desintegración del voto a la derecha, con la aparición de partidos como VOX, Burela Sempre, Ciudadanos y CxG ha hecho que ese voto de derechas que antes se aglutinaba en el PP se haya disgregado, lo que le ha hecho perder poder a los populares, que tampoco presentaban un candidato muy conocido en Burela.

la constancia. Uno de los cambios más importantes que se ha producido en A Mariña es la victoria del BNG en Barreiros. Con 94 votos de diferencia, Ana Ermida ha resultado ser la candidata más votada por sus vecinos, mientras que Alfonso Fuente pierde esa condición. Aún así, los dos partidos obtendrían el mismo número de concejales, 5, por lo cual el BNG podría gobernar tanto en minoría como en un posible acuerdo con el PSOE. Quizá el proceso judicial al que se ha visto sometido Alfonso Fuente Parga, del que resultó absuelto, le ha podido hacer daño. El caso es que la nacionalistas podrán gobernar en Barreiros y tienen como número dos al que fuera vicepresidente en la Diputación, Antonio Veiga.

O Valadouro siempre fue un municipio muy fracturado electoralmente y lo ha vuelto a demostrar. El PSOE ha sido el partido más votado, con poca ventaja sobre el PP. Pero en esa lucha por los pactos, los socialistas tienen las de ganar, ya que pueden pactar con el BNG, que consiguió un edil más(2), aunque solo con 14 votos de diferencia, que Udival, que se quedó con un solo concejal. Por ello, lo más probable es que se repita el gobierno actual, como un gobierno de coalición entre Edmundo Maseda y Eduardo Chao.

MAYORÍAS ABSOLUTAS. En Xove las cosas siguen igual. Demetrio Salgueiro vuelve a sacar una nueva mayoría absoluta, y es la tercera consecutiva. Ya lo hizo en el 2011 y en el 2015 y vuelve a repetir en estas de 2019. Es uno de los valores más seguros que tiene el PP en la comarca mariñana, junto con Cervo y O Vicedo.

En Lourenzá, las crisis interna que ha vivido el PSOE en esta legislatura, con la dimisión de dos concejales, no ha provocado la fuga de votos del partido de izquierdas. Rocío López ha vuelto a conseguir una mayoría absoluta que ya tuvo hace cuatro años, mientras que el PP pierde representación y el BNG sube.

La cosa va de mayorías absolutas. Como en Xove y en Lourenzá, Clemente Iglesias en Riotorto y Darío Campos en A Pontenova tampoco han tenido problema en renovar sus mayorías absolutas. Clemente Iglesias ha arrasado en su feudo, sacando un edil más que en las anteriores elecciones, mientras que el BNG se ha desplomado, cediendo dos de los tres representantes que tenía en la corporación.

En A Pontenova, el presidente de la Diputación, Darío Campos, también ejercerá de alcalde de nuevo. Es un feudo donde Campos no tiene enemigos.

En Mondoñedo tampoco hubo discusión. Los vecinos de la ciudad episcopal dieron un sobresaliente al trabajo que hizo Elena Candia en estos últimos cuatro años y le dieron la mayoría absoluta. Ni el PSOE ni los nacionalistas han sido capaces de hacer frente a la candidata popular, que sin duda ha hecho porque Mondoñedo estuviera en el mapa no solo de Galicia, sino también de España, a nivel turístico.

El PSOE recupera Foz ocho años después de la mano de Fran Cajoto
Comentarios