lunes. 28.09.2020 |
El tiempo
lunes. 28.09.2020
El tiempo

Protesta en Lugo por la "mala fe" de Alcoa en el proceso de venta

Miembros del comité de empresa desplegaron un mensaje sobre la Porta de San Fernando para recordar que en A Mariña "Non só se vive do turismo"

Miembros del comité de empresa de Alcoa San Cibrao lamentaron este viernes la "mala fe" que está exhibiendo la multinacional en el proceso para la venta de la fábrica mariñana a la compañía GFG Alliance -Liberty House-, al negarse a suscribir un contrato de suministro de alúmina por más de cinco años o a vender el complejo industrial completo, incluida la propia factoría de producción de materia prima.

El comité de empresa trasladó este viernes sus demandas a la ciudad de Lugo y varios de sus miembros desplegaron un mensaje sobre la Porta de San Fernando para recordar que en A Mariña "Non só se vive do turismo", además de lanzar las habituales consignas a favor de la venta de la planta y contra la postura de Alcoa.

En declaraciones a los medios de comunicación, su presidente dijo que habrá que mantener la presión social "en las dos próximas semanas, que van a ser fundamentales".

"Le hemos pedido al Gobierno de España y la Xunta de Galicia que concreten una fecha para hacer una mesa tripartita, ponernos todos de acuerdo e ir todos en la misma dirección", añadió el presidente del comité, porque "la solución pasa por que estemos todos unidos".

A su juicio, el mayor escollo para llevar a puerto las negociaciones está en el hecho de que Alcoa solo se compromete "a un contrato de cinco años" de suministro de alúmina a la planta de aluminio primario que pretende comprar el grupo Liberty House, lo que a su juicio es una muestra más de la "mala fe" de la multinacional y de su intención de boicotear el proceso de venta.

"Se ve mala fe tanto para la planta de GFG Alliance, si la llega a comprar, como para la planta de alúmina, porque es muy curioso que no quiera comprometerse a más de cinco años de contrato, cuando le van a pagar a valor de mercado. Cualquiera querría asegurar la venta. Además, es beneficioso para Alcoa, porque no tendría que sacar la alúmina por el puerto y el coste de producción sería, por lo tanto, más bajo", precisó.

El comité tiene "muy claro que existe mala fe", porque Alcoa se ha negado a vender la planta de alúmina y a concederle a GFG Alliance un posible "derecho de tanteo" si en algún momento se decide a poner esa factoría en el mercado o toma la decisión de cerrarla, así como a suscribir ¿un contrato a largo plazo¿ para el suministro de la materia prima que necesita la planta de aluminio.

Lo "más importante ahora" es salir de la situación de bloqueo actual, dijo Zan, quien reconoció que los gobiernos de la Xunta y de España están haciendo "presión", pero "tienen que presionar todavía mucho más" para conseguir que esta fábrica "pueda tener un futuro" y "A Mariña pueda vivir de la industria y no solo del turismo".

A su juicio, el "plan industrial" presentado por el posible comprador de la fábrica "es positivo" porque plantea la viabilidad de la factoría a 25 años e inversiones concretas para sacar de la fábrica productos de "mayor valor añadido".

"Creo que es a donde tenemos que ir, como empresa y comarca", dijo Zan.

Por ello, anunció que el comité tiene previsto incrementar las medidas de presión, porque "Alcoa mantiene la misma postura que tenía durante la negociación del ERE y hay que hacer que cambie de opinión. Igual que lo conseguimos una vez, lo conseguiremos una segunda", concluyó.
 

Protesta en Lugo por la "mala fe" de Alcoa en el proceso de venta
Comentarios