El problema de la N-642 en Areoura todavía continúa sin localizarse

Técnicos y operarios trabajan para liberar el tubo de drenaje de las pluviales por el que no pasaba el agua, lo que provocó el colapso de la carretera al formarse una gran balsa
La zona afectada, a vista de pájaro. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera La zona afectada, a vista de pájaro. JOSÉ Mª ÁLVEZ

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) aún desconoce el origen del problema en la N-642 a la altura de Areoura (Cangas de Foz), donde se produjo un socavón y agrietó la carretera nacional el viernes pasado. Los técnicos y los operarios siguen trabajando en la zona, donde realizan labores de limpieza del tubo de drenaje de las pluviales, en la zona próxima al área que ocupaba antes la balsa de agua, una vez que esta se vació. En ese lugar se habilitó una explanada moviendo tierras para que puedan trabajar las máquinas.

Los trabajos discurren lentamente por el atasco que presenta la canalización y su longitud. Se trata de retirar las tierras y piedras que el agua arrastró en su descenso en torrente a gran fuerza desde el monte, bloqueando el paso del agua por el tubo. La actuación se centra en la entrada de la tubería con la finalidad de liberar la misma cuanto antes para conocer de ese modo qué sucedió.

Una vez desalojado el material que interrumpe el paso se llevará a cabo la correspondiente investigación sobre el estado del drenaje. Para ello analizarán si es posible introducir dentro de la estructura una cámara o un robot que permita saber si existe obstrucción del canal de paso o se ha producido la rotura del tubo. El impedimento exacto está todavía por determinar. Los trabajos se detuvieron en la zona del socavón, donde las máquinas no continuaron profundizando en el agujero al no localizar hasta el momento el problema.

La longitud de la canalización está provocando que su desatasco se prolongue un tiempo. De hecho, se prevé que estos trabajos duren toda la semana. Cuando logren su liberación, los técnicos determinarán los siguientes pasos y las medidas que se tomarán, que se desconocen aún, puesto que primero es necesario localizar el origen del problema, es decir, si existe taponamiento o rotura.

La Subdelegación del Gobierno insiste en que lo prioritario es restablecer el tráfico total por la N-642 en el punto afectado por el socavón y derrumbe "o antes posible e en condicións de seguridade para os cidadáns".

SIGUE EL BOMBEO. En las jornadas anteriores las labores se orientaron a vaciar la balsa de agua acumulada junto a la vía, en el margen más próximo al monte, y en restituir el tráfico rodado por un carril de la carretera nacional, que quedó habilitado a las ocho de la tarde del domingo. Con la circulación operativa continúa el bombeo, pese a que se dio por achicada la balsa, pero el arroyo que baja del monte sigue aportando líquido, por lo que se mantienen activas las bombas y sigue cayendo agua hacia la vía de servicio frente a la playa por los tubos instalados de manera provisional.

A causa de la previsión de nuevas lluvias desde hoy tienen preparados los equipos de bombeo para que no se atore otra vez en caso de que las precipitaciones se produzcan con cierta intensidad, lo que podría hacer necesaria su utilización para retirar el agua de la forma más rápida posible.

Comentarios