martes. 04.08.2020 |
El tiempo
martes. 04.08.2020
El tiempo

Las primeras semanas de la costera dejan más capturas que facturación en Burela

Bonitos en la lonja de Burela, ayer.
Bonitos en la lonja de Burela, ayer.
El Espadín 2, con base en el puerto mariñano, fue uno de los cinco barcos que vendió este lunes, a un precio entre 3,20 y 4,75

Los 34.000 kilos de bonito descargados ayer en la lonja de Burela por cinco barcos confirman que la tendencia de capturas es más que aceptable, al menos en cuanto a cantidad, en las primeras semanas de la costera del bonito en la lonja de Burela. Menos satisfacción en el sector pesquero hay en el nivel de precios que se están pagando, que no está siendo especialmente alto, e incluso en los últimos días tiende a bajar.

Uno de los boniteros que vendió ayer su pescado fue el Espadín 2, uno de los primeros con base en Burela que descargó después de que el 17 de junio lo hiciera el Ramón Estefanía, que es de Tapia, pero que también tiene como base el puerto burelés. Otro bonitero mariñano que ya dejó su pesca en la lonja burelesa fue el Cruz y Cristo sancibrense, que lo hizo el día 2 de este mes, jueves.

El Espadín 2 descargó 7.000 kilos, una cantidad que osciló entre los 12.000 y los 4.500 que trajeron otras embarcaciones, de Euskadi y A Guarda, entre otros puntos. El precio que se pagó en la lonja por las capturas estuvo entre 3,20 y 4,75 euros, una cantidad que no es muy alta, pero que, según Javier López, subastador en la lonja, tampoco es de los peores. "O peixe non está pasando moi caro, pero o prezo medio non é malo", señaló López, refiriéndose sobre todo a que el pescado que se está vendiendo para las fábricas de conservas es el que está teniendo un precio más alto, en comparación con el más fresco y de mayor calidad, que es el que está sufriendo más altibajos y que no está siendo del agrado de los pescadores.

En las próximas semanas continuarán descargando boniteros en una costera que durará posiblemente hasta finales de agosto si se mantiene el nivel de capturas de los dos últimos años.

CORONAVIRUS. El cierre de 5 días decretado en A Mariña por los brotes de coronavirus de los últimos días no tuvo especial incidencia en la lonja, que vivió un lunes parecido a cualquier otro, aunque con algo menos de gente debido al confinamiento en Burela, que también está afectando al sector de la pesca. "Na lonxa a xente está concienciada dende o primeiro momento da pandemia e hai un protocolo que todo o mundo debe cumprir e está cumprindo, houbo menos xente onte porque hai pesoas confinadas, pero igual que en calquera outro sector", afirmó Javier López.

Las primeras semanas de la costera dejan más capturas que...
Comentarios