jueves. 28.10.2021 |
El tiempo
jueves. 28.10.2021
El tiempo

Portos tramita el decomiso del velero abandonado en O Vicedo en julio

El veloro Makai, varado en el muelle sur de Celeiro. ANTÍA
El veloro Makai, varado en el muelle sur de Celeiro. ANTÍA
El organismo varó de urgencia el barco en el muelle de Celeiro por riesgo de hundimiento

Portos de Galicia tiene en marcha el decomiso del velero Makai, de bandera sueca y que fue abandonado en la costa de O Vicedo por el propietario y patrón del barco, un navegante de origen ruso con residencia en Francia y vínculos en varios países europeos como Hungría. El proceso iniciado por el organismo autonómico es prolongado, debido a los múltiples trámites que requiere puede durar varios meses.

La embarcación se encuentra entretanto varada en la explanada portuaria del muelle sur de Celeiro, donde el ente público ordenó su depósito con carácter de urgencia debido al riesgo de hundimiento que presentaba por las fisuras que tiene en el casco. El velero acabó con una vía de agua, debido a la colisión con las rocas de la zona de Tixoso donde fue abandonada por su titular. De hecho, tripulantes de la lancha de Salvamento Marítimo Salvamar Shaula se ocuparon de achicar el agua de su interior con una motobomba para después poder trasladarla hasta el muelle celeirense, en Viveiro, con la ayuda de otras embarcaciones, además de verificar que en el entorno no se había producido contaminación por algún vertido. Del remolque se encargó la lancha del servicio de Vigilancia Pesquera de la Xunta con el apoyo de la zódiac rápida y semirrígida de la Guardia Civil del Mar.

La embarcación tuvo que ser retirada del agua debido a que tiene fisuras en el casco

El helicóptero Pesca 2 del servicio de Gardacostas autonómico también sobrevoló la zona en busca de alguna persona por si se hubiese producido una caída al mar, pero no encontró nada. La localización del velero en las rocas se produjo el sábado 10 de julio.

INSPECCIÓN. Integrantes del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Benemérita (Geas) se desplazaron al día siguiente por la mañana hasta el muelle comercial de Celeiro, donde estuvo atracado de modo temporal, para realizar una inspección en profundidad, para lo que contaron perros de rastreo de sustancias estupefacientes, de cuya existencia no hallaron indicios, por lo que no le pudieron atribuir ningún delito o infracción. También hicieron inmersiones para ver si tenía vías de agua que pudiesen desencadenar su hundimiento, que en principio no detectaron, pero desde Portos indican que esa fue la causa que determinó su retirada.

Los agentes de la Guardia Civil comprobaron que en el interior del velero no se encontraba ninguna persona, pero sí hallaron comida y aparatos electrónicos encendidos. La Guardia Civil logró identificar con posterioridad al navegante, aunque el mismo abandonó el país con destino a Francia.

La normativia ampara la actuación del ente, que incluso podría reubicar la nave si está molestase la actividad portuaria

Portos de Galicia desconoce su paradero y además todo indica que no parece tener interés en recuperar la embarcación o al menos no ha mostrado esa intención. El velero ocupa una zona portuaria cuyo uso podría requerirse para actividades profesionales, razón por la que es necesario liberarla. En caso de necesidad, el organismo autonómico podría reubicar el velero en otro punto donde no obstaculice la actividad portuaria.

LA RUTA. La ruta que siguió embarcación levantó ciertas suspicacias y múltiples especulaciones, debido al lugar de procedencia, en Panamá. Supuestamente su intención era dirigirse de nuevo hacia Las Bahamas, según indicó el navegante al hacer escala en Muxía tan solo tres días de abandonar la nave en la costa vicedense, situación de la que no advirtió a las autoridades marítimas. Sin embargo, cambió de rumbo y enfiló desde la Costa da Morte hacia el Cantábrico sin que se conozcan los motivos de esa determinación.

Portos tramita el decomiso del velero abandonado en O Vicedo en julio
Comentarios