Miércoles. 20.02.2019 |
El tiempo
Miércoles. 20.02.2019
El tiempo

El pleno de Viveiro exige a la Xunta reforzar el juzgado de violencia sobre la mujer

Antonio Lage-Seara toma posesión como nuevo edil del PP, y a la izquierda Antonio Bouza, que dejó el cargo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Antonio Lage-Seara toma posesión como nuevo edil del PP, y a la izquierda Antonio Bouza, que dejó el cargo. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Fue la última sesión para los ediles del PP Antonio Bouza y Cristina Goás. Su partido también votó a favor de la moción que pedía mejoras en el centro de salud, aprobada por unanimidad

El pleno municipal de Viveiro aprobó este miércoles por unanimidad una moción de urgencia que llevó el gobierno local tras conocer que los juzgados de la ciudad acumulaban más de 3.000 asuntos civiles sin resolver, entre ellos muchos trámites pendientes para víctimas de violencia de género. La moción instaba a la Dirección Xeral de Xustiza a aprobar una ampliación de jornada para el juzgado de violencia sobre la mujer de Viveiro, dependiente del juzgado número 2, "por un periodo mínimo de seis meses".

El acuerdo también insta a la Xunta a implantar en los dos juzgados de Viveiro la segunda fase del plan de actuación para recuperar el 80% del trabajo atrasado a causa de la huelga, según anunció la alcaldesa, María Loureiro. El portavoz del PP, Antonio Bouza, que asistía a su último pleno tras dimitir por discrepancias con el PP provincial, avanzó el voto favorable de su grupo pues según dijo "aquí do que se trata é de que esto se axilice" y que las dos peticiones eran "moi xustas". "É urxente que se poñan os asuntos enriba da mesa", manifestaba el portavoz de los no adscritos, Bernardo Fraga, mientras que el edil de Son Viveiro, Luis Manuel García, apuntaba su deseo de que "a Xustiza sexa rápida e áxil para os cidadáns e non esperar anos por estes temas", dijo.

Para sorpresa del resto de grupos, el PP también votó a favor de la moción que presentaron conjuntamente PSOE, no adscritos y Son Viveiro para instar a la Xunta a reforzar la atención primaria en el centro de salud de Viveiro, cubrir las bajas de médicos y pediatras, dotar a los profesionales de más medios y realizar un informe sobre los problemas del edificio para solventarlos. El PP, que el año pasado sufría los abucheos de los asistentes al pleno por no apoyar las mociones en favor de la continuidad del área sanitaria de A Mariña, votó en esta ocasión en pro de las mejoras en el centro de salud. "Temos un bo sistema sanitario pero ten que ser mellor", dijo Bouza, quien señaló que "cando hai eivas hai que atallalas e correxilas" y que las demandas de la moción "son razoables". "En sanidade queremos que os veciños de Viveiro teñan o mellor posible", añadió.
Bernardo Fraga dijo que se alegraba "do cambio de actitude do PP" y alertó de que en materia sanitaria "o declive é constante. Se entre todos non defendemos o pouco que queda público no país, non sei que será de nós", advirtió. El edil de Son Viveiro destacó la labor de las plataformas sanitarias y se alegró del voto favorable del PP, al igual que la alcaldesa, quien por otro lado destacó que grupos fuera de la corporación como el BNG también habían presentado una moción en el mismo sentido.

Antonio Bouza: "Síntome tremendamente honrado de ter traballado por e para os veciños de Viveiro"
El pleno comenzó con la toma de posesión de Antonio-Lage Seara -que juró el cargo- como nuevo edil del PP en sustitución de María Jesús Vale, que había dimitido en noviembre por la gestión de la Xunta en la catástrofe de Xunqueira y también por discrepancias con la dirección provincial, las mismas que hicieron que ayer asistiesen a su último pleno el hasta hace poco presidente local del PP y portavoz municipal, Antonio Bouza, y la también concejala Cristina Goás, que se marcharon con el agradecimiento y el aplauso de sus compañeros de corporación.
"Nunca pensei que isto iba acabar así, ás veces hai decisións pouco agradables pero é necesario tomalas sobre todo para que algúns se enteren de que nesta vida non vale todo", dijo Bouza, que aseguró sentirse "tremendamente honrado de ter traballado por e para os veciños de Viveiro nestes anos con todas as miñas ganas e interese". También agradeció el trato afable con todos los integrantes de la corporación pese a las discrepancias políticas, la colaboración de los trabajadores municipales y el apoyo de sus compañeros de grupo, "traballando a cambio de nada e con moito interese polas siglas que realmente nos interesan a todos que nos sentamos aquí, que teñen sete letras e din Viveiro".
Cristina Goás compartió las palabras de Antonio Bouza. "Las circunstancias son las que son, tomé la decisión libremente y no me arrepiento", dijo la ya exedila, que agradeció a todos pero especialmente a Bouza por darle la oportunidad de formar parte de la corporación.

 

El pleno de Viveiro exige a la Xunta reforzar el juzgado de...
Comentarios