El plan de Xunqueira estará en 2023 y abrirá el cauce sin afectar a las edificaciones

Augas solicitó una prórroga de seis meses para concretar la aprobación definitiva de las actuaciones que eviten nuevas riadas ► Concello y Diputación expresaron inquietud por el retraso de un proyecto cuya ejecución supondrá una inversión de 600.000 euros
undefined
photo_camera El barrio de Xunqueira, en una imagen del 2019 en la zona afectada por la riada en noviembre del año anterior. AEP

Augas de Galicia presentó este miércoles al Concello de Viveiro y la Diputación de Lugo el proyecto con las actuaciones planificadas para reducir el riesgo de inundaciones en el barrio de Xunqueira, que atraviesa el río Fontecova, cuya capacidad hidráulica aumentará. El organismo prevé aprobarlo en el primer trimestre del próximo año 2023. El proyecto divide el área de actuación en tres tramos y sitúa la inversión en 600.000 euros. Las administraciones local y provincial denuncian el retraso de tres años y afirman que Augas solicitó una nueva prórroga de seis meses, que esperan que se cumpla.

El organismo de la Xunta elaboró antes un plan específico para gestionar el riesgo analizando los condicionantes de la zona y cuantificando el peligro de crecidas en diferentes escenarios de lluvia. Así, definió medidas de prevención y protección, lo que requiere intervenciones estructurales, que se fijan en el proyecto de Augas que cofinancian las administraciones local y provincial.

El paso adelante autonómico sitúa ahora en el tejado del Concello la pelota para la financiación de las actuaciones urbanísticas.

El primer tramo, que comienza diez metros arriba del puente que se ampliará, tiene de 81,62 metros. El segundo incluye una intervención aguas abajo del puente de la carretera LU-540, una vez superado el segundo viaducto, que se amplía. Actuarán en un trayecto de 85 metros, donde el río discurre entre la Rúa Camiño Fonte y las casas que invaden el cauce o su servidumbre por el margen derecho, sin afectar a edificaciones.

En el tercer tramo se actuará entre el punto kilométrico 0,085 y el 0,144, donde ampliarán el cauce; y en el resto del trayecto rebajarán la rasante derecha del río, en 20 centímetros hacia la senda que discurre paralela y en una longitud de 54 metros, para aliviar posibles crecidas.

La diputada de Réxime Interior, Promoción do Territorio e Turismo de la Diputación, Pilar García Porto, participó ayer junto a la alcaldesa de Viveiro, María Loureiro, en la reunión de la comisión de seguimiento del convenio firmado por ambas instituciones con la Xunta para financiar la redacción del proyecto técnico citado. Ambas ratificaron su compromiso con el mismo, además de recalcar que cumplieron con sus obligaciones económicas, que sumaron 23.000 euros en cada caso.

Porto y Loureiro expresaron su preocupación por el retraso de tres años de la Xunta. Indican que el contrato se formalizó casi un año después de firmar el convenio, en junio de 2021, solicitando varias ampliaciones de plazo y ahora una nueva prórroga de seis meses. Concello y Diputación aceptaron "poñendo por riba os dereitos e os intereses dos veciños e agardamos que sexa a última e que antes de que remate o prazo, contado a partir do día 31 de decembro, o proxecto, estea listo".

Porto subrayó que el apoyo económico provincial obedece a que "estamos falando de seguridade, e ata da vida das persoas". Recuerda que la Diputación aportó 113.000 euros para el proyecto y el arreglo de las graves deficiencias que causó la riada de 2018 en el cementerio municipal de Altamira.

Apuntan que el proyecto incluye el aumento del cauce, la construcción de una pasarela de acceso alternativa, reforzar los cimientos dañados, ampliación de dos puentes, la fuente y la eliminación de edificios y ruinas próximas al río, además de reubicar el lavadero.

Comentarios