domingo. 23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo

Parejas e hijos generan nuevos episodios de violencia en la comarca

Juzgados de Viveiro. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Juzgados de Viveiro. JOSÉ Mª ÁLVEZ
El fiscal solicita en dos casos de género habidos en Viveiro y Xove que las víctimas de ambas agresiones y el Sergas reciban indemnización

El foco de la violencia recae de nuevo sobre parejas e hijos, que protagonizan nuevos casos en la comarca mariñana. Tres delitos de género, ocurridos en Viveiro y en Xove -uno de los cuales incluye además lesiones en el domicilio-, y otro también de violencia acaecido la semana pasada en Burela en el ámbito familiar a raíz de las amenazas de un joven que vivía con su madre, centran la atención a nivel judicial durante esta semana.

El primero de los juicios, celebrado este martes en el Juzgado de lo Penal número 1 de Lugo, quedó visto para sentencia. El ministerio fiscal solicitó para el acusado una pena de un año de prisión , tres de privación del derecho de tenencia y porte de armas, prohibición de comunicarse por cualquier medio por un periodo de tres años con su pareja y de aproximarse a menos de 500 metros de la víctima, su domicilio, lugar de trabajo o cualquier lugar frecuentado por ella.

Los hechos ocurrieron en el mediodía del 23 de julio de 2018 cuando el acusado estaba en Viveiro con su pareja, con la que tiene una relación desde hace ocho años, y tras iniciar una discusión le dio un empujón y una bofetada en la cara. La mujer no sufrió lesiones ni acudió al médico. En este caso concurre la agravante de reincidencia, ya que el hombre había sido condenado por sentencia firme del Penal número 1 por violencia doméstica, lesiones y maltrato familiar a nueve meses y un día de prisión, ya cumplida.

El mismo juzgado lucense acogerá este jueves otro caso de maltrato no habitual. El fiscal solicita para el autor un año de prisión con prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 100 metros y de comunicarse con ella durante dos años, además de privación del porte de armas por igual tiempo.

Ambos acusados deberán indemnizarse recíprocamente con 210 euros por las lesiones causadas al otro

La Fiscalía pide también que indemnice con 400 euros a su pareja por las lesiones causadas y que se mantenga la medida cautelar de protección hasta que se dicte sentencia. Los hechos que causan este juicio tienen su origen en la madrugada del 25 de diciembre de 2016, en que el acusado discutió con su pareja en el domicilio común, situado en Xove. A la vez que la insultaba, comenzó a empujarla fuertemente golpeándola contra la pared en varias ocasiones y provocando su caída al suelo.

La víctima sufrió hematomas en la rodilla derecha, herida contusa en el primer dedo del pie derecho, hematoma de 15 a 20 centímetros en la región lumbar derecha y herida abrasiva en el área frontal. Precisó una primera asistencia facultativa y tardó en curar diez días no impeditivos para sus ocupaciones habituales sin quedarle secuelas posteriores.

El juzgado de instrucción número 1 de Viveiro dictó ese día auto con la prohibición de acercarse a menos de 40 metros y comunicarse con la mujer por cualquier medio directo o indirecto.

AGRESIÓN MUTUA. El tercer caso de violencia sobre la mujer también incluye un delito de lesiones en el ámbito doméstico, de los que son responsables ambos componentes de la pareja. El fiscal pide un año de cárcel para el hombre por violencia de género y alejamiento a más de 500 metros de la víctima y prohibición de comunicarse por tres años. Para la mujer solicita un año de prisión, prohibición de acercarse a menos de 500 metros del varón y de comunicarse tres años.

Ambos acusados deberán indemnizarse recíprocamente con 210 euros por las lesiones causadas al otro, además de al Sergas por la asistencia médica. Los hechos ocurrieron el 16 de febrero de 2018 en el domicilio familiar, donde él le propinó una bofetada y le tiró del pelo durante una riña y ella le arañó en la cara y el cuello.

Parejas e hijos generan nuevos episodios de violencia en la comarca
Comentarios