viernes. 02.10.2020 |
El tiempo
viernes. 02.10.2020
El tiempo

Padres de O Vicedo critican que sus hijos esperen en la carretera para entrar al cole

Líneas pintadas en la carretera, frente al colegio.
Líneas pintadas en la carretera, frente al colegio.
Los progenitores aseguran que el patio del centro cuenta con suficiente espacio para establecer los grupos dentro del recinto escolar

Un grupo de padres del colegio de O Vicedo hizo público este miércoles su malestar por el hecho de que sus hijos deban esperar en una carretera estrecha que da acceso a varias casas para entrar al colegio a fin de cumplir con el protocolo establecido en el centro por el covid-19. "Hai unha raias pintadas no chan que indican os grupos e as direccións, pero nin sequera hai espazo suficiente para gardar as distancias de seguridade", explican los afectados, que subrayan que la situación se da con los niños de O Vicedo, no con los que llegan en transporte, ya que acceden directamente al patio.

Los progenitores aseguran que hablaron con la dirección del centro para que los niños pudieran entrar en el recinto escolar, puesto que, según explican, el patio cuenta con suficiente espacio para poder organizar al alumnado –este curso el centro cuenta con una matrícula de 70 alumnos- por grupos y que el edificio tiene hasta cuatro entradas diferentes para evitar que los niños se junten. "Ademais hai unha zona cuberta, porque no inverno cando chova e faga vento, non sabemos como pretenden que os nenos esperen na estrada, que xa de por si é un perigo", dicen.

Sin embargo, aseguran que la dirección les indicó que no era posible otra solución y que se mantendría ese protocolo de entrada durante todo el curso, algo que los padres no están dispuestos a aceptar y urgen a que se busque una solución. En este sentido, los padres propusieron que se establecieran horas de entrada escalonada, "como xa fan noutros colexios da comarca, para que cando cheguen ao colexio xa vaian á súa aula directamente e non teñan que esperar fóra".

Padres de O Vicedo critican que sus hijos esperen en la carretera...
Comentarios