El oro de Foz, al descubierto

El yacimiento de oro romano del río Masma, entre A Espiñeira y Covas en Barreiros, tendrá visita guiada por Álvarez Merayo
Fotografía de la zona aurífera de A Espiñeira, a vista de pájaro con ocasión de una tala de eucaliptos reciente. MARIÑA PATRIMONIO
photo_camera Fotografía de la zona aurífera de A Espiñeira, a vista de pájaro con ocasión de una tala de eucaliptos reciente. MARIÑA PATRIMONIO

Puede que para muchos sea desconocido el potencial minero que antiguamente hubo en A Mariña lucense. Más allá del oro que pueda albergar el torques de Burela no se promocionan más atractivos de este metal precioso. Es por ello que muchas veces ha quedado olvidado si en algún momento se supo de su existencia. Este pasado minero viene a "redescubrirse" por tercera vez. El arqueólogo Álvarez Merayo será el encargado de guiar la visita al aurífero romano de A Espiñeira, entre Foz y Barreiros, el próximo sábado. La guía comenzará a las 17. horas en el Campo da Feira de A Espiñeira y llegará hasta la mina, que es posible ver gracias a la reciente tala de la parcela.

Ya en el siglo XIX se hablaba de la importancia que había tenido la zona de la ría de Foz para la explotación de oro. En 1835 fue publicado en 'Descripción geognóstica del reino de Galicia' por el ingeniero Guillermo Schulz.

Lo que en un primer momento creyó que era un castro terminó por ser una mina de oro romana

En 2013 se descubrió esta mina nuevamente y esta vez no se ha dejado que se pierda. Manuel Miranda, estudioso de la comarca a través de Mariña Patrimonio, fue el primero que avisó de que algo raro ocurría en el terreno. Mientras se encontraba recolectando setas reconoció en el terreno una secuencia de parapetos y fosos. Lo que en un primer momento creyó que era un castro terminó por ser una mina de oro romana.

Para cerciorarse, desde la asociación Mariña Patrimonio contactaron con Santiago Ferrer, arqueólogo gallego y uno de los mayores especialistas en yacimientos romanos. Si bien la vegetación existente en 2013 no permitía dar una respuesta certera, una imagen en blanco y negro de 1956 dejó ver desde el aire los surcos que iban desembocando en otros canales y confirmaban la teoría inicial. Se trataba de un aurífero romano. Esta fue la primera mina que apareció en A Mariña y cuenta con un tamaño de 150 hectáreas, puesto que se extiende entre los concellos de Foz (50 hectáreas) y Barreiros (100 hectáreas). Este descubrimiento en la desembocadura del Masma es el yacimiento romano más grande de A Mariña. La existencia de esta explotación explica quizás la abundancia de castros en la zona, que servían de mano de obra. Esta mina de oro redescubierta en 2013 pasó a ser bien patrimonial, título entregado por la Xunta, ya que desde 2014 forma parte del catálogo 'Xacementos Arqueolóxicos de Galicia'.

Esta fue la primera mina que apareció en A Mariña y cuenta con un tamaño de 150 hectáreas

Debido a la importancia y al desconocimiento de esta mina de oro, el Concello de Foz en colaboración con la asociación Mariña Patrimonio ha decidido ponerlo en valor. Pretenden mostrar a la comarca su importancia.

Por ello, el día 9 en la Casa de la Cultura de Foz a las 11.30, se ofrecerá la conferencia 'A minaría aurífera romana'. Esta presentación correrá a cargo del arqueólogo especializado en minería romana, Iván Álvarez Merayo. Para este acto, se ha contado con la colaboración del Área de de Cultura de la Diputación de Lugo.

Comentarios