lunes. 06.07.2020 |
El tiempo
lunes. 06.07.2020
El tiempo

La OPP de Lugo intenta ampliar datos científicos con observadores a bordo

Embarque de una científica en el Martínez Quelle de Burela. AMA
Embarque de una científica en el Martínez Quelle de Burela. AMA
Estos programas exigen un número de días y se estudian desde afecciones a tortugas hasta tallas de las especies o artes de pesca

La Organización de Productores Pesqueros (OPP-7) de Lugo busca ampliar y mejorar los datos científicos con campañas de observación a bordo. La formación continuada a los investigadores que participan en estos programas operativos fue el objetivo de unas jornadas desarrolladas en Lisboa, en las que participó el gerente del organismo, Sergio López, quien explica que los asistentes se pusieron al día en los cambios sobre estos programas que la entidad comenzó a aplicar en 2017.

La finalidad del encuentro, que contó con participación de representantes de los estados español y portugués, así como de ORPs, además de la OPP de Lugo como organización invitada, sirvió para que más de 40 científicos recibiesen su homologación como observadores. La empresa que realiza este trabajo, Promarinha, organizó la actividad de actualización.

La organización lucense debía sumar 174 días de observación durante el pasado 2019 y contabilizó más de 230. Este año tiene que hacer 184 de manera obligatoria, aunque espera superar esa cifra. El número de días se asigna en función de la cifra de jornadas de pesca de la flota asociada. De momento ya embarcó un investigador en un barco asociado durante el pasado mes de enero y ahora está recién embarcado en otro buque que partió desde Cabo Verde: "Temos que cumprir as recomendacións de mínimos que nos piden, pero intentamos facer sempre máis cobertura da que nos corresponde".

La primera jornada del encuentro incluyó la explicación de Sergio López, quien detalló los objetivos que persiguen con estas campañas y a qué flota se dirigen, dado que están enfocadas a los barcos de palangre de superficie que operan en el Atlántico norte y sur, donde efectúan mareas que duran entre uno y tres meses. Estos programas operativos se desarrollan bajo la coordinación del Ministerio de Pesca y de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat), que tratan de que la información disponible sobre la situación de los recursos y pesquerías en los distintos caladeros sea cada vez más completa.

La OPP lucense también participa en otras campañas para conocer la situación de distintas pesquerías

La OPP de Lugo encarga estos trabajos, los paga y envía los datos a la Secretaría General de Pesca, en Madrid, que a su vez los remite al IEO para su análisis y tratamiento a fin de contar con el mayor conocimiento biológico posible sobre la situación del caladero donde trabajan esos barcos.

IMPACTOS. Los científicos que embarcan estudian entre otros parámetros el funcionamiento de las medidas de impacto sobre las aves marinas o las tortugas, además de realizar un seguimiento de las tallas de los ejemplares capturados, tanto de su tamaño como para saber si tienen crías.

Sergio López precisa que lo concerniente al funcionamiento de las pesquerías, si se usa bien un arte de pesca o se captura una especie prohibida, son aspectos que también se pueden controlar mediante la instalación de cámaras a bordo. Sin embargo, el seguimiento de los parámetros biológicos es más complicado por esa vía, dado que los ejemplares se miden de manera individual.

La OPP lucense también participa en otras campañas de manera voluntaria para conocer la situación de distintas pesquerías. Ejemplos de ello fueron el embarque en una embarcación autorizada para pescar al cerco, en la que los observadores tomaron datos sobre la anchoa, o en otro buque de cerco para analizar la presencia de cigala en el caladero Cantábrico Noroeste, con vistas a la aplicación de la exención de mínimos por la obligación de desembarque.

La OPP de Lugo intenta ampliar datos científicos con observadores a...
Comentarios