Miércoles. 24.04.2019 |
El tiempo
Miércoles. 24.04.2019
El tiempo

Un nuevo paso peatonal conecta ya Ribadeo con el área comercial de O Vilar

Los ribadenses ven comenzar el año con una vieja demanda al fin cumplida como es la de poder ir a pie desde el centro hasta las afueras

Hace dos décadas que comenzó a surgir con fuerza una nueva superficie comercial en las afueras de la villa ribadense, al lado de talleres y otros negocios de siempre, apostados en O Vilar. Se trata de una zona que ha ido experimentando un gran auge al irse sumando a ella grandes cadenas de alimentación y de bricolaje, de deportes y de calzado, además de hipermercados orientales, firmas como O Rei das Tartas y dos gasolineras. Pero, pese a su crecimiento y a que hace más de un lustro que el Concello de Ribadeo solicitó que pasara a ser de su titularidad ese antiguo tramo de la N-634, hasta ahora era prácticamente inaccesible para los peatones. Las obras financiadas por la Diputación de Lugo y a punto de finalizar, están permitiendo que los ribadenses vayan a pie hasta el lugar, sin peligro de atropello.

La asociación vecinal O Tesón es una de las que más se hizo eco de esta antigua demanda de conexión de la urbe con la nueva zona en expansión. Y al fin, este año toma forma ese deseo.

Fue aproximadamente en 2013 cuando el Concello de Ribadeo renombró el tramo de la N-634 que pasaba por O Vilar con el título de avenida Ría de Ribadeo, de gestión municipal. En un primer momento, se instalaron aceras en algunas zonas, pero estaba pendiente una obra de humanización integral que ya está a punto de concluir. Los trabajos se adjudicaron a la empresa Sergonsa Obras e Servizos por 380.000 euros.

El alcalde, Fernando Suárez, recuerda que "este importante proxecto mellorará a seguridade dos peóns que transitan entre Ribadeo e a zona comercial de Vilar". Hasta ahora era necesario sortear un auténtico galimatías para esquivar los coches, pero las aceras comienzan en la gasolinera de O Xardín, llegan justo enfrente de la glorieta del hotel O Voar y prosiguen por la mediana hasta la rotonda de O Vilar, mediante pasos de cebra, algunos de ellos, elevados, que todavía están por pintar. Y, hasta el final de la avenida, cuando esta empata con la glorieta de acceso a la Autovía del Cantábrico (A-8) y tras pasar Mercadona, hay aceras y pasos para ciclistas a ambos lados de los carriles, con velocidad limitada.

Quizás esta cercanía de la urbe con la superficie comercial de las afueras motive en parte que la Asociación de Industriales, Comerciantes, Servicios y Autónomos (Acisa) proponga en su próxima asamblea incluir estos negocios como socios de la entidad.

Un nuevo paso peatonal conecta ya Ribadeo con el área comercial de...
Comentarios