sábado. 26.09.2020 |
El tiempo
sábado. 26.09.2020
El tiempo

Nuevas costumbres en la playa para evitar rebrotes

Desinfección de duchas en la playa de Esteiro, en Xove. JM PALEO
Desinfección de duchas en la playa de Esteiro, en Xove. JM PALEO
Las duchas están cerradas o tienen restricciones en la mayoría de los concellos. Los baños cuentan con un servicio de desinfección exhaustivo

La pandemia sanitaria ha obligado a modificar muchas de nuestras costumbres, también en las playas, donde ducharse en agua dulce queda solo reservado a algunos concellos que pueden permitirse el gasto de contratar personal para limpiar después de cada uso. Un privilegio solo reservado a unos pocos, que se amplía a todos los del litoral en el caso de los baños, aunque de diferente manera, tanto en función del municipio, como del número de usuarios que reciba el arenal. También en los arenales hay ricos y pobres.

El Ayuntamiento de Xove contrató este verano personal de limpieza extra para las playas, con el fin de que los usuarios de las mismas puedan disfrutar con todas las condiciones sanitarias y de seguridad para prevenir los contagios por Covid. Así, en los arenales de Lago, Morás, Portocelo y Esteiro personal especializado se encarga de la desinfección de los aseos tras cada uso.

Una circunstancia a la que se suma el refuerzo de otras zonas comunes, como fuentes o duchas, que en los arenales de Xove se pueden utilizar como cualquier otro verano, gracias a que se limpian concienzudamente después de cada uso.

Todo ello, de manera gratuita para los usuarios, pues es el Concello quien corre con los gastos del personal, que está diariamente en los cuatro arenales, con un horario desde las tres de la tarde a las ocho, recuerda el alcalde, Demetrio Salgueiro, quien apostó por este servicio para potenciar la seguridad de los bañistas y fomentar la asistencia a unos arenales.

Una afluencia que está garantizada en As Catedrais, el icono turístico de la comarca, y donde este año se mantiene el cobrar por el uso de los baños, aunque este verano con una completa desinfección tras cada uso, lo que los convierte "nuns baños de categoría cinco estrelas plus, que non hai en ningunha outra parte do estado", señala el regidor ribadense, Fernando Suárez. Un cobro que permite dar un excelente servicio, "aínda que ninguén pense que nos lucramos con isto, porque nas Catedrais aínda vai compensando, pero nos Castros-Illas, onde tamén o instalamos este ano porque ten Q de Calidade é totalmente deficitario", explica.

Otros arenales de la localidad tienen sus baños abiertos, con una limpieza mayor que otros años, que es la tónica general del resto de concellos, con el fin de tratar de garantizar un mejor servicio y protección frente al Covid.

Un esfuerzo ante el que el alcalde de Burela, Alfredo Llano, no duda que hay que sumar "a responsabilidade dos usuarios", pues "non se pode estar constantemente limpando e a xente ten que ser consciente e deixar as cousas como as atopou", relata el mandatario de un concello que cuenta con servicios fijos "que se limpan varias veces ao día" en la playa de A Marosa, pero no en Ril y O Portelo. Lo que sí hay en todas ellas son duchas, aunque son dobles y este año se optó porque solo funcionara una, de forma que la instalación solo sea usada por una persona a la vez.

Estas duchas solo están operativas en este concello y en el de Xove. Al coste económico se suma el ambiental, como recuerda la regidora barreirense, Ana Ermida, "e máis nunha situación de alerta de seca como a que estamos a vivir este verán", aclara.

En el concello que preside se mantiene un servicio especial de limpieza de aseos, de una a siete de la tarde, en aquellos arenales que cuentan con instalaciones fijas, ya que este año no ha sido posible la instalación de aseos portátiles, como hacían otros veranos en playas como la de Altar.

Los usuarios de los arenales focenses también han visto reforzado el servicio de limpieza de los baños, con cuatro veces al día en el caso de los de mayor afluencia, que se reduce a la mitad en las playas más reducidas y con menos número de bañistas.

Hasta seis veces se desinfectan los aseos del litoral vivariense para lo que, según confirma su alcaldesa, María Loureiro, se ha contratado a una empresa especializada, que se encarga de esta tarea diariamente.

Con refuerzo de personal encara también el verano O Vicedo. "Temos catorce persoas para limpeza de praias, catro delas en exclusiva para os aseos, que están abertos en todos os areais", dice el regidor, Jesús Novo, una limpieza extra que ha llevado este verano al Concello a reforzar la contratación de personal.

En Cervo existe personal para atender la limpieza de los aseos en el arenal de O Torno, que ostenta bandera azul. El servicio se reforzó en agosto, con horario de doce a dos y de cuatro a ocho.

Nuevas costumbres en la playa para evitar rebrotes