Nueva vida después de Karlotta

El escultor Carlos García Romero transformará el castaño centenario de Burela en un banco. El proyecto supone cerca de 4.000 euros y podría estar terminado a principios de junio
Castaño internet
photo_camera La alcaldesa y el escultor (segunda y tercero por la izquierda), junto al castaño. EP

El castaño centenario del Camiño de Cinoche de Burela que derribó la borrasca Karlotta a principios del pasado mes de febrero tendrá una nueva vida, en su lugar original, transformado en un banco. La alcaldesa de Burela, Carmela López, ya había avanzado a finales del pasado mes de marzo que este era el proyecto finalmente elegido para conservar un árbol muy significativo para el municipio y este jueves ofreció más detalles sobre una obra que llevará a cabo el escultor Carlos García Romero, con una amplia experiencia en trabajos con madera. 

"Vaise elaborar un banco e tratar a árbore", explicó la regidora, que este jueves visitó el castaño junto al escultor para abordar los últimos flecos del proyecto in situ, "o traballo final consistirá no tallado da árbore cunha motoserra, saneado do tronco e acondicionamento de varios asentos mantendo a forma e a naturalidade da árbore o máximo posible", explicó. «"Na obra final aplicarase tratamento lasur para exterior e especial para este tipo de traballos", precisó.

De esta forma, el Concello consigue su objetivo inicial que era recuperar el castaño que era un símbolo para la zona en la que se ubica, en una arboleda autóctona atravesada por el río Pomeda y a escasos 25 minutos andando de la iglesia de Vila do Medio. 

"Farase o transporte do tronco de Burela a San Sadurniño, onde se fará a peza e unha vez que esta estea rematada, trasnportarase ao seu lugar de orixe", precisó la regidora, que avanzó que se asentará sobre una zapata de hormigón o de piedra para aislarlo de suelo y minimizar los daños que la humedad de la tierra pudiera causar en la pieza. 

Las previsiones que barajan en el gobierno local es que el tronco del castaño se pueda transportar la semana que viene y que la pieza esté terminada a principios del próximo mes de junio. "O escultor marcoume de prazo mediados de xuño para ter o banco listo e eu pedínlle que intentara telo para finais de maio para que xa estivera aquí para as festas patronais, pero os prazos ás veces non se poden axustar moito, polo que ao mellor non podemos contar con telo ata principios de xuño". 

El proyecto tiene un coste de 3.700 euros más el Iva y fue el que más se adaptaba a lo que el Concello quería hacer con el castaño. "Recibimos varias propostas con presupuestos diferentes, pero esta era a que máis nos convencía a nivel calidade e prezo e  o resultado final e a utilidade que tamén terá a peza, polo que foi a que finalmente se elixiu", explicó la alcaldesa, que aseguró que el resultado será "moi bonito" y que la pieza quedará perfectamente integrada en el entorno, que era otro de los objetivos.

Comentarios