miércoles. 27.05.2020 |
El tiempo
miércoles. 27.05.2020
El tiempo

La nueva realidad del surf en los tiempos del coronavirus

Jornadas de iniciación al surf en Barreiros
Jornadas de iniciación al surf en Barreiros
La exigencia de seguridad anticipa que este será un verano diferente para las escuelas de A Mariña

Las escuelas de surf mariñanas se preparan para vivir un verano distinto. La crisis sanitaria provocó un vuelco en sus previsiones, igual que para muchos sectores, que dependen en gran medida del turismo. A pesar del golpe por la pandemia de la Covid-19, los responsables de las escuelas de A Mariña esperan que este sea un buen verano y, en estos momentos, están informándose para saber las medidas que tienen que tomar para combatir los contagios.

Es el caso de David Martínez, de Hola Ola! de Ribadeo, la empresa vinculada al surf pionera en la zona, ya que comenzó con la andadura del nuevo siglo: "La intención es comenzar en cuanto se pueda, poco a poco, para estar al cien por cien en julio", dice su responsable, que se lamenta de que hayan tenido que suspender y aplazar algunos actos y sorpresas por su veinte cumpleaños, en una empresa que trabaja en la playa de Peñarronda y en las de Barreiros.

"Nosotros vamos a seguir los protocolos. Pondremos hidrogel en las casetas, los cursos terminarán a distintas horas a las que empiezan otros para que no se junte la gente, cada cliente tendrá su neopreno para la semana y, o bien puede llevárselo a casa o se lo limpiamos nosotros con los materiales especiales para desinfectarlo", explica Martínez, sobre las nuevas medidas que van a tomar.

Además de estos nuevos métodos, en la recepción de las casetas el personal llevará mascarilla. "En el agua es más fácil mantener las distancias, porque nosotros siempre les decimos que en ella tienen que guardar una separación mínima de 3 metros", argumenta el monitor de surf, que afirma que tuvieron que hacer un importante desembolso para poder proveerse de material para higienizar y limpiar tanto tablas como neoprenos u otros materiales.

"Yo soy optimista, creo que vamos a tener un buen verano aunque quizá tarde en arrancar"

Martínez reconoce que la gente "ya está preguntando y yo les he dado la opción de apuntarse con cancelación gratuita, por si surge cualquier cosa". Además, destaca que otra de las opciones que va a tener buena acogida es el paddle surf "porque ya hay una separación natural. Yo soy optimista, creo que vamos a tener un buen verano aunque quizá tarde en arrancar", concluye.

En Foz lleva ya trabajando muchos años con Sensación Surf Antonio Rodríguez, 'Chula', que espera que "podamos empezar a trabajar pronto, siguiendo todos los protocolos que nos marcan las federaciones". El mayor temor para este focego es "el impacto económico que pueda tener esta crisis, porque el surf es ocio, no es una necesidad, y dependemos de la capacidad económica que tenga la gente", argumenta.

Para Chula "sería una victoria salvar el año, no ganar pero tampoco dar pérdidas, completar todos los pagos y salir del paso», explica. A nivel de medidas de higiene, afirma que tiene la suerte de contar con mucho material «que podemos ir rotando sin problema, y más si la afluencia no es tan grande como otros años", advierte.

En Xove trabajan con la Esteiro Surfing Nacho Fernández, que además es el presidente de la asociación de escuelas de surf de A Mariña, y Catalina Quintana. "Lo primero que estamos haciendo es empaparnos de los protocolos de la Federación Española de Surf y la Gallega, para poder cumplir con todas las medidas que se nos exigen, que son bastantes", explica Fernández, que acude al "sentido común" como la mejor barrera contra la Covid-19.

Este año, además, estrenan las 'surf house', unas casas destinadas a surfistas en la propia playa de Esteiro, en plena naturaleza. "Hemos recibido llamadas de gente interesada en las 'surf house' para largas temporadas, porque nosotros trabajamos en un entorno rural y eso es algo que seguro los clientes buscarán este verano", dice.

Fernández reconoce ser "optimista como buen autónomo, pero hay que ser cauto y ver cómo sale, porque esto es algo nuevo para todos". También recuerda que cuenta con un bar cerca de la playa "donde vamos a dar un buen servicio, sin aglomeraciones". Catalina, por último, explica que ellos lo que ofrecen es "conectarse con la naturaleza, con los espacios abiertos" y da un consejo: "Yo, si viniera aquí, me traería mi propio traje, que los de verano están a muy buen precio, pero si no es así nosotros vamos a tomar todas las medidas necesarias porque la seguridad del cliente es primordial para nosotros", concluye.

La nueva realidad del surf en los tiempos del coronavirus
Comentarios