sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

El naufragio del Serenín de Celeiro cerca de Avilés se salda sin víctimas

Inspección de las balsas salvavidas y cajas en el pedrero o playa de Xagó. PALOMA UCHA (EL COMERCIO)
Inspección de las balsas salvavidas y cajas en el pedrero o playa de Xagó. PALOMA UCHA (EL COMERCIO)
El arrastrero se hundió en la curva al oeste de la playa de Xagó y se baraja que colisionase con algún bajo o roca y perdiese el gobierno

El naufragio del barco Serenín de Celeiro a la entrada del puerto de Avilés pasada la medianoche del jueves al viernes se saldó sin víctimas. El pesquero se hundió en la curva situada al oeste de la playa de Xagó y sus ocho tripulantes lograron abandonar el arrastrero a tiempo en las balsas salvavidas. Salvamento Marítimo recibió la llamada de socorro por el sistema VHF a las doce y veintidós minutos de la noche indicando que se iban contra las piedras y que precisaban asistencia.

El Centro de Salvamento Marítimo de Gijón movilizó a varios pesqueros que se encontraban por la zona, así como al helicóptero Helimer 206, y también acudió la embarcación de los prácticos del puerto avilesino, que fueron quienes finalmente pusieron a salvo a la tripulación, marineros con origen en diferentes localidades de A Mariña y en su mayoría de nacionalidad española. Los pescadores se encontraban en buen estado y solo uno de ellos tuvo que ser trasladado al hospital San Agustín en Avilés para prestarle asistencia por una contusión en un brazo.

Un helicóptero de Salvamento inspeccionó en la mañana del viernes la zona donde se produjo el naufragio sin detectar restos de contaminación ni elementos que puedan suponer un obstáculo para la navegación. En la zona donde se hundió hay bastante profundidad, indicaron fuentes del sector, por lo que el viernes no se planteaba un posible reflotamiento. Tanto las balsas como cajas de pescado vacías e incluso algún traje de neopreno llegaron durante la noche a la playa de Xagó, en el municipio de Gozón.

Mapa de la costa donde se produjo el siniestro del Serenín. VESEL FINDER
[Mapa de la costa donde se produjo el siniestro. VESEL FINDER]

La casa armadora del arrastrero de fondo Serenín, de 30 metros de eslora y casco de acero, que era propiedad de Juan Antonio Regal Pino, declinó realizar declaraciones dado el estado de nerviosismo de la tripulación, que pasó la noche sin dormir a causa del accidente marítimo, por lo que esperan a que descansen para analizar lo sucedido. Todos ellos estaban de regreso en sus casas este viernes.

La Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) ha asumido la investigación del siniestro, según confirmó el capitán marítimo de Burela, Fernando Otero. Los técnicos de dicho órgano recabarán los datos que sea posible para realizar un informe que también incluirá las declaraciones de los tripulantes en cuantos se pueda hablar con ellos.

ÚLTIMAS HORAS. El rumbo que siguió el barco en las últimas horas lo sitúa en primer lugar en la frontal de Ribadesella, siguió hacia el norte del cabo Peñas, tras lo que habría intentado acceder a la ría de Avilés, en cuya entrada pudo colisionar con algún bajo y perder el gobierno, supuesta razón el hundimiento. El pesquero celeirense iba camino del puerto avilesino para efectuar la descarga, dado que en los últimos días estaba vendiendo en el mismo al trabajar por esa zona del caladero Cantábrico, hacia donde partió desde el muelle celeirense en la madrugada del lunes 3.

El barco, construido originalmente para una pareja de la armadora Minchos, estaba en buenas condiciones y se desconoce el motivo exacto que lo llevó contra las rocas. Fernando Otero aclara que la investigación tratará de desvelar las circunstancias en que se produjo el naufragio. "Por alguna razón se fue a la costa, contra las rocas y terminó hundiéndose, lo más probable es que haya colisionado", indica sin descartar un posible error humano, aunque la tripulación conocía la zona, pues suele faenar en ese caladero.

El Serenín. ARCHIVO
[El Serenín. AEP]

METEOROLOGÍA. El capitán marítimo de Burela señala que el tiempo reinante era del noroeste, aunque no era especialmente malo, según confirman diversas fuentes. "Algo de mal tiempo había", pero no cree que fuese el causante directo del accidente. La bajamar se produjo aproximadamente una hora después de la alerta lanzada desde el barco, hacia la una y dieciocho minutos de la madrugada.

El pronóstico meteorológico para la jornada del viernes en la costa de Asturias era de alerta naranja por olas de hasta cinco metros de altura. Este aviso de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se mantiene durante la jornada de este sábado con un oleaje aún mayor.

Otero explica que cuando en un barco de las características del Serenín entra agua, "se llena enseguida y a lo mejor cuando se da cuenta la tripulación ya tiene mucha cantidad a bordo y falta poco para que sobrepase la situación de no vuelta atrás. Si las bombas de achique quedan bajo el agua no funcionan y no hay nada que hacer, es difícil actuar en tan poco tiempo, son pocos minutos y solo queda salvarse, poner los chalecos, trajes de supervivencia, arrear las balsas y salvarse abandonando el barco, la cuestión económica de la carga y el barco es secundaria".

El arrastrero sufrió en 2017 la pérdida del contramaestre durante una maniobra frente al cabo Touriñán, momento en que José Antonio Prado Trasancos, vecino de Celeiro, cayó al mar y murió cuando contaba 54 años de edad.

EL SANTA ANA. El cabo Peñas es un punto fatídico para los pesqueros. El peor naufragio que se recuerda en la zona es el del arrastrero gallego Santa Ana, ocurrido el 10 de marzo de 2012 al colisionar el barco contra un bajo próximo a la isla La Erbosa donde se hundió en pocos minutos. La tripulación dormía después de salir del puerto de Avilés. Ese accidente ocurrió a unas cuatro millas —cada milla tiene 1,6 kilómetros— del lugar donde se hundió el Serenín.

Solo uno de los nueve marineros del Santa Ana fue rescatado con vida, dos fueron hallados muertos y otros seis no fueron localizados en un primer momento, aunque con el paso del tiempo se encontraron sus cuerpos.

El naufragio del Serenín de Celeiro cerca de Avilés se salda sin...
Comentarios