domingo. 17.01.2021 |
El tiempo
domingo. 17.01.2021
El tiempo

La naturaleza esculpe a su manera

As Catedrais. PABLO VILLAPOL
As Catedrais. PABLO VILLAPOL
El derrumbe de As Catedrais demuestra que la playa continúa evolucionando a base de una erosión continua de la que ya alertó el geólogo Vidal Romaní

No había ninguna duda de que el derrumbe que se produjo el lunes en la playa ribadense de As Catedrais iba a suceder. Solo había duda sobre cuándo iba a suceder. Tampoco ahora hay dudas de que habrá más derrumbes. La cuestión sigue siendo la misma: cuándo sucederán, porque está clarísimo que sucederán. Y es que la propia morfología de la playa ya expresa de forma muy evidente que la naturaleza es la que se encarga de moldear esta zona de costa a su manera, sin atender a los caprichos humanos o a su querencia por visitar este entorno natural, por otra parte de una gran belleza.

Sobre este derrumbe en concreto se pronunció en este diario el geólogo Juan Ramón Vidal Romaní. El autor de un informe para la Xunta sobre el estado de la playa es licenciado en Físicas y Ciencias de la Tierra, profesor en la Universidade da Coruña, especialista en Geodinámica y miembro del Grupo de Investigación Interdisciplinar de Patrimonio Cultural y Geológico.

Ver más: Cae un aluvión de piedras de un arco de As Catedrais

Bajo su punto de vista esta situación era más que previsible y avisa de que se seguirá produciendo a distinta escala porque es el sino de esta playa. Ya advirtió de forma muy seria que era una necesidad imperiosa impedir que la gente caminase por encima de las rocas y del acantilado que bordea el arenal, pero no se le hizo demasiado caso.

Ahora comenta que "mucha gente dice que en la erosión está interviniendo el viento, la lluvia, el mar... Y bueno, eso no es exactamente así porque el mar golpea ahí en unos momentos muy particulares y muy concretos. Esta morfología de la playa podría tener unos 135.000 años, pero probablemente haya que irse hasta 350.000 y se va formando en periodos breves en los que el mar se encuentra en su nivel más alto". Precisamente sobre ello comenta que en este momento el mar se encuentra cerca del que será su punto más elevado.

Desde el punto de vista geodinámico Vidal Romaní explica que "el mar llegó a estar a unos 30 kilómetros de la costa actual, así que la mayor parte del tiempo allí están actuando los llamados procesos continentales, que es sobre todo la lluvia y la erosión que provoca". Pero dice que en el periodo actual en el que el mar se encuentra en un nivel alto la erosión se aceleró "porque fue machacando mucho la roca, y eso es lo que está generando estos derrumbes".

Precisamente por ello recuerda que "yo ya advertí de que era muy importante que se impidiese que nadie caminase por encima de las rocas ni por la parte de arriba del acantilado, porque me parece fundamental" en el sentido de que entendía de que era el modo en el que se estaba castigando de forma más importante este monumento natural.

Ver más: As Catedrais desaparecerá en 200 años, dice Vidal Romaní

"Está claro que colocar un cordón es algo que hay que hacer, pero también está claro que no es suficiente. Igual que en estos últimos tiempos se vio que se podía actuar con multas por algunas actitudes o comportamientos concretos, pienso que también en esto se pudo actuar con una mayor contundencia para evitar que se acelere un proceso de erosión que puede ser peligroso".

Fue Vidal Romaní quien aguó la fiesta en torno a la playa al vaticinar que estaría destruida "en 100 o 200 años". Lo recuerda ahora y explica que "cien años es el que llaman plazo de los ingenieros, lo que se da para la duración de algunas estructuras. Pues con esto pasa algo parecido".

PROTECCIÓN. Ahora el eminente geólogo no es el único que se apunta a la tesis del fenómeno natural que es imposible detener. En la jornada del martes fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Lugo indicaron que en lo que se refiere al derrumbe no tienen nada que hacer y en lo tocante a tomar medidas relativas a seguridad o control de visitantes es algo en lo que Costas no dispone de competencias, porque recaen en los concellos, en este caso Ribadeo.

El alcalde ribadense, Fernando Suárez, ya indicó el lunes que lo sucedido correspondía al propio proceso de evolución natural de la playa y que como tal era necesario tomárselo.

Ver más: Galería | As Catedrais tras el derrumbe

Este martes, tras conocer la noticia de lo sucedido el lunes, eran varias las personas que se acercaron hasta As Catedrais pasadas las diez de la mañana para poder ver en directo el efecto del derrumbamiento que el día anterior no habían podido contemplar con claridad porque la marea lo impidió, al conocerse lo sucedido cuando ya no se podía acceder al lugar en el que se había desplomado parte de un arco.

XUNTA. Funcionarios de la Delegación Territorial de la Consellería de Medio Ambiente están redactando un informe sobre lo sucedido en la playa ribadense. Fuentes de la propia Consellería informaron a Efe de que este martes mismo se desplazaron al arenal agentes medioambientales de la Xunta de Galicia, así como personal técnico de la Dirección Xeral de Patrimonio Natural para realizar una primera valoración de los daños.

Ahora, aclaran, se seguirá el "procedimiento habitual" en estos casos, de modo que se redactará un informe sobre lo sucedido, para analizar qué tipo de medidas habrá que adoptar, para proteger y preservar este paisaje único, sometido a una fuerte erosión.

Desde la Xunta recuerdan, asimismo, que sobre la playa de As Catedrais tienen competencia tres administraciones, dado que además de la Consellería de Medio Ambiente, también Costas, que depende del Ministerio, tiene responsabilidades sobre la seguridad del arenal y el propio Ayuntamiento de Ribadeo.

Ver más: Medio Ambiente redacta un informe sobre la caída de un arco de la playa de As Catedrais

ADEGA. Quien intervino también este martes en este asunto fue la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galicia (Adega). Su presidenta, la bióloga Adela Figueroa, avisó de que As Catedrais "está condenada a desaparecer, un proceso agravado por el cambio climático".

Adela Figueroa confesó que observa el fenómeno de erosión de la playa con cierta pena ya que considera que "la cosa más bonita del mundo es la playa de As Catedrais". Con todo, señala que el derrumbamiento es "un proceso normal dentro de lo que es la evolución del ataque del mar contra los acantilados, lo que acontece es que en la actualidad este proceso está acelerado por el cambio climático".

"Se está derritiendo gran parte del agua concentrada en los casquetes polares y eso influye en el nivel del agua y en que las tormentas y los movimientos de masa de agua sean más más violentos, cada vez será peor", avisa.

Adela Figueroa incide en que "el proceso sería natural, salvo que en este caso está más acelerado. Y se va a ir acelerando porque el nivel del mar ya ha subido unos cuantos centímetros y por tanto hay más masa de agua batiendo contra los acantilados", sostiene.

Ver más: El cambio climático "agrava" la desaparición de los acantilados de As Catedrais

Sobre la desaparición de este patrimonio natural, despacha la pregunta con un contundente "sí", y emplea un principio geológico por el que se deduce que "lo que aconteció hoy ya aconteció en el pasado".

La presidenta de Adega detalló que en la comarca de A Mariña "hay muchas playas donde se ven restos de las antiguas formaciones que fueron como As Catedrais" y que no es más que una etapa en el retroceso progresivo del acantilado que va siendo sustituido por una rasa costera. En concreto, una "rasa costera", es el fenómeno que se produce "cuando el mar va batiendo en la base de los acantilados y van cayendo. Y lo que antes era una montaña o un acantilado que ofrecía resistencia al batir del mar va siendo sustituido por una superficie más o menos plana que es lo que se llama rasa costera", explicó.

Figueroa concretó que dicho fenómeno "se produce en la base de los acantilados que poco a poco van retrocediendo y siendo sustituidos por una rasa costera" que será como se constituya en el futuro As Catedrais.

CUIDADO. Mientras tanto es importante tener prevención, pero también cuidar la playa para que perdure.

La naturaleza esculpe a su manera
Comentarios